Héctor Fernández: “No soy nada corporativista”

Llega un poco tarde a la entrevista y me pide perdón por activa y por pasiva, nos conduce al fotógrafo y a mí hasta un estudio de la radio. Héctor Fernández, es la voz renovada de la radio nacional, es director de Al Primer Toque y un hincha apasionado de su querido Alavés. Sus ídolos: García, Cebrián e Iker Jiménez. No añado nada más, pasen y vean.

Héctor Fernández entrevista

Entrevista Héctor Fernández

¿Cómo fueron tus inicios en la radio?

La verdad es que lo mío es puramente vocacional, iba encaminado por la rama de la publicidad, pero al final las circunstancias me acabaron llevando al periodismo, mi vocación. Tenía auténticos ídolos a los que ahora doy paso por la noche y eso es algo bastante mágico. Empecé admirando ese aparato que me contaba un partido de fútbol o baloncesto, me encantaba el modo en que se contaban historias en la radio. Yo quería ser periodista pero periodista en la radio, es entretenida, mágica y creativa. En la vida en general siempre hay un momento de casualidad en el que se alinean los planetas y hay que estar… Satur Vivas era un tío adorable, se había embarcado en un proyecto en Radio Popular de Euskadi y abrían una emisora en Vitoria, me dijo que se me podía dar bien esto de la radio y que me pasase en un partido del Alavés donde tenían como narrador a Chema Barrios, otro tío que me dio la vida y se portó super bien conmigo. Y ahí empezó todo, con una casualidad en un paso de cebra cuando me encontré con Vivas.

¿Cuándo te decantaste por el deporte? o fue también casualidad…

Dentro de esa vocación claramente estaba el deporte, quería hacer periodismo y periodismo deportivo. Con el paso de los años he entendido que tenía muchas incertidumbres más allá del periodismo deportivo y que había cosas que me llamaban mucho más la atención que contar un partido o un fichaje…

José María García siempre ha dicho que su pasión era la política, no el deporte…

Realmente García hizo mucha política, se metía dentro de muchos berenjenales, pero lo mío giraba en torno al Alavés y al Baskonia.

¿Es tu equipo predilecto el Alavés?

Claramente, a mí la gente me pregunta: ¿Del Alavés y de quien más? No, no, yo soy del Alavés y punto, además hemos hecho un poco lema de esto: del Alavés y punto. Soy de este equipo, sufro, vivo por y para el Alavés, que es con quien no soy objetivo… todo me parece penalti o falta o fuera de juego.

¿Cómo acabas en Onda Cero?

Inicialmente, la primera vez que fui a Onda Cero estaba en una revista de economía y me había ido un poco de la faceta del periodismo deportivo. Había presentado un programa de fútbol en la televisión local y había comentado muchos partidos siendo segunda voz en muchas retransmisiones. De repente en Onda cero hubo un embrión para hacer las retransmisiones de aquel Alavés histórico de Europa y pensaron que yo podía estar ahí, entré por esa puerta y fui uno más en el equipo de Onda Cero. Me marché a la Cope, fue una etapa maravillosa y estuve con un grupo de gente fantástica. Pero volví a Onda cero a tomar las riendas de algo, de forma estratégica, fue un subidón enorme, aunque pasé malos momentos pero en general estuvo muy bien.

Hay algo que no se me olvidará… acababa de llegar y me tocó hacer una Final Four en Moscú y mi compañero Alberto Arranz me dijo que se me quedaba pequeño, que tenía que ir a Madrid. Un año después volví a ir a la Final Four, esta vez en Praga, y cruzando el puente de Praga me llamó Ángel Rodríguez y me dijo que me iban a trasladar porque tenía potencial y me iba hacer con la coordinación del fin de semana. Era todo un reto, y así lo hice… ese verano me vine a Madrid.

El mundo del periodismo está bastante complicado para los jóvenes…

Es un momento como… para… si cambiamos la pregunta, ¿cómo ves los programas de radio deportiva? Ambas respuestas son iguales, es un momento para la creatividad, para gente valiente que tenga ideas y se atreva, para gente que sepa que en la calle hay incertidumbres que no gustan los pontífices y que gustan las cosas nuevas. En el periodismo se vive una etapa muy difícil, pero tan difícil como puede ser en otro segmento de la población. Es verdad que nuestra profesión está muy denostada por dos cosas: primero, por la precariedad y segundo, por la mala imagen que se da de nosotros…

Mi padre dice que los periodistas y políticos son males necesarios…

Está muy extendido, la gente cree que somos una parte del sistema en vez de ser ese altavoz crítico que es necesario en una sociedad.

¿Puede que se haya perdido la objetividad?

Creo que nunca ha habido mucha objetividad… por lo menos en el deporte. Un ejemplo es García, que me hace mucha gracia, ahora dice “no, si yo siempre he sido del Real Madrid”, y antes también lo era… para mí lo verdaderamente importante no es que un periodista sea del Madrid o del Barça, sino que sea honesto. Si el tío que te escucha sabe que está escuchando a un madridista pues ya sabe que lo que va a escuchar va a tener un contenido subjetivo, a mí me pasaría si tuviese que radiar un partido del Alavés. La gente joven tiene que buscar buenas referencias, además cada vez se está más confundido en cuanto a qué es periodismo y buenas prácticas, quizás tengo una manera ortodoxa de ver la profesión…

Y… llega el momento de Al primer toque, ¿Cómo fue ese momento?

Fue un momento muy guapo.

¿Te esperabas la salida de Ángel Rodríguez?

No, me lo comunicaron y vivía una etapa personal complicada, y lo que hacía en Onda Cero servía para escapar de determinadas cuestiones. Era muy feliz, era responsable de la producción internacional de la casa. Ese año diseñé la Eurocopa 2012, me lo pasé muy bien, también usamos un diseño estratégico que yo preparé para los juegos de Londres. Estaba a otras cosas y pasó… fue un momento difícil porque Ángel había confiado en mí, me había traído a Madrid, pero al mismo tiempo fue un momento de plena felicidad. Ángel fue a la primera persona que llamé. Esto mismo me pasará a mí, ojalá sea lo más tarde posible pero me puede pasar… lo verdaderamente importante, otra vez, es ser honesto. A Ángel le dije que lo sentía mucho, él es buena persona… hace poco me comentaron que él y yo teníamos mala relación, eso es falso ya que éramos uña y carne.

Héctor Fernández entrevista 2

¿Por qué “What you know” de los Two Doors Cinema Club?

Fue una elección también personal, en un momento concreto surgió así. Era una canción que sonaba muy a menudo en una lista mía del Spotify, me pareció divertida, era original e iba un poco con la imagen renovada del programa que buscábamos. Hubo otra gran opción que me la voy a guardar por si la utilizamos… (risas), sonaba muy diferente pero hubiese sido igual de acertada aunque creo que nos quedamos con el caballo ganador.

El programa vino a ocupar el hueco que dejó José María García… difícil tarea

Esto se lo he explicado a José Ramón de la Morena y él lo entendió perfectamente. La gente de mi edad éramos o De la Morena o de García, antes de De la Morena todos escuchábamos a García, cuando apareció José Ramón hubo cierta rivalidad… yo era de García, lo he escuchado toda mi vida. Me acuerdo de noches históricas, antológicas, para mí era un maestro. A García le admiro mucho, él y De la morena fueron pioneros y todo lo que digas de ellos se queda corto pero ahora lo que toca es buscar cosas nuevas.

¿El auge que tuvo la radio con ellos volverá?

Ahora estamos ante un momento un poco delicado, porque hay una generación que se ha desenganchado de la radio, no creen en lo que hacemos, en el proyecto y es verdad que en la radio hay miedo a hacer cosas nuevas. Nosotros hacemos otra radio, nos hemos desmarcado, si lo miramos en números, tenemos un dato maravilloso para nosotros y es que dentro de una franja de gente menor de 35 años que escucha programas nocturnos el 63 por ciento nos escucha a nosotros y esto es muy grande, es algo genial.

Contigo se alarga el programa media hora más, ¿buen hacer tuyo?

Fue una necesidad, históricamente los programas deportivos siempre han tenido la manía de pasarse de su hora. Me acuerdo que el programa de Encarna Sánchez siempre empezaba tarde por culpa de García. Por diversas situaciones nos pasábamos, se aumentaba el contenido informativo y estoy encantado de hacerlo.

El otro día te escuché decir (cuando Cristiano Ronaldo no quiso hablar con la prensa española) que estabas hasta las pelotas de que te metieran en el mismo saco que a otros periodistas…

Sí, sí, es verdad, me sienta mal. He hecho entrevistas en las que los protagonistas me han pedido que no se grabasen imágenes en video porque no querían salir en la televisión, ya que éstas daban una visión perversa de lo que era una entrevista de una hora. Nos ha pasado bastantes veces e incluso entrevistas que se caen porque entienden que en tu entorno hay gente relacionada con un tipo de periodismo que no gusta. Yo no tengo nada que ver con nadie, hago lo que creo y defiendo lo que yo hago, no defiendo a ningún profesional de otro medio. No soy nada corporativista, entiendo que el corporativismo se perdió en el momento en que profesionales en otros medios se dedicaban a insultar  gratuitamente. La profesión no debe consentir, pero se ha permitido… yo he decidido echar un paso a un lado y que cada uno se lama sus heridas. Estoy cansado de que se me asignen cosas: vosotros fuisteis al entrenamiento del hijo de Mourinho, o al primer toque ha llamado nazi a Mou, que el barça se dopa, es que no es verdad, nosotros no lo hemos dicho. Se tiende a generalizar para criticar al periodismo deportivo y a todos nos meten en el mismo saco. Onda Cero dio la noticia de la llegada de Ancelotti, la llegada de Luis Enrique o Benítez, el no fichaje de De Gea y la salida de Iker Casillas. Todo lo que ha pasado se ha cumplido, nosotros hacemos un trabajo informativo, con todo el rigor posible, si hay otros que se dedican a otra cosa a lo mejor la gente es la que elige mal.

¿No te parece que programas como “Deportes Cuatro” o “El Chiringuito” denigran a la profesión?

Para nada, creo que no se dedican a lo mismo que me dedico yo, por lo tanto no tengo que ser juzgado de la misma manera que se le juzgue a ellos, quien quiera hacer espectáculo con el deporte que lo haga, allá ellos pero que me dejen en paz. Lo que no quiero es que un día se refieran a mi o a alguien que trabaje en mi programa para hacer espectáculo cortando una declaración intentando ridiculizarle para montar el show, si quieren hacer show que se insulten entre ellos… En la televisión se ha insultado a Arbeloa, se le ha llamado “cono”, a Pepe se le ha llamado “mierdas”. Esto se ha dicho y son los clubes y jugadores quienes deben enfocar correctamente y pedir responsabilidades. Si nosotros hemos cometido un exceso lo he intentado frenar o hemos pedido disculpas aunque creo que nunca ha pasado, otra cosa es que se haya replicado como en el caso del tema del refugiado sirio…

Fuiste el primero en avanzarlo…

Han intentado decir que yo me enfadé porque no me concedieron la entrevista, eso no es así, cuando el refugiado estaba llegando a Madrid yo lo avisé y no había una petición de entrevista encima de la mesa. Hubo gente de mi equipo que me dijo que no me la concederían si hablaba y les contesté que prefería ser honesto y no un vendido.

Héctor Fernández entrevista 3

¿Es beneficioso que periodistas y deportistas sean amigos?

Yo creo que depende de cómo la gestiones, tengo muy buenos amigos dentro del deporte y he conocido gente maravillosa, por decir gente “poco” común, Juanfran me parece un tío excepcional. Álvaro Arbeloa tiene un background más allá del fútbol acojonante, Carlo Ancelotti una buena persona lo mismo que Del Bosque, Florentino Pérez es un personaje muy curioso que a la gente le da miedo por lo que se ha vendido de él. La relación que he tenido con el presidente del Madrid, del Barça, Atleti o Valencia que cuando llegué a su despacho me regaló una camiseta con mi nombre, ha sido totalmente cordial y esto me ha permitido ser capaz de hacer una crítica cuando a mí me ha dado la gana.

¿De dónde viene el “buenas noches canallas”?

Los viernes me encantaba hablar con Manolo Preciado, él había jugado en el Alavés y además era socio y accionista. Cuando me enteré de que había fallecido fue justo el verano de la Eurocopa 2012, estaba en el hotel en Varsovia y me llegó un mensaje al móvil. Había fallecido. En una de las últimas entrevistas que le hice cuando se fue a despedir nos llamó canallas, y por esto surgió… Jordi adoraba a Manolo y ha convertido su sección en un homenaje a Manolín.

“Living in América” me parece algo renovador…

Surgió estando en el estadio de los Red Sox en Boston, era un Red Sox contra los Yankees. Había visto varios partidos de béisbol y era un deporte que siempre me había gustado. Pensé que si tenía tanto tirón en Estados unidos el problema era que en España no sabíamos de que iba, no nos podemos poner a ver un deporte que no sabes cómo se juega. Entendí que había que hacer una sección que fuese didáctica, me toca hacer el papel de “tonto” para que ellos entren en el carril y expliquen sean más cercanos y facilones.

Garbajosa a los platos…

Fue uno de los primeros con los que hablé, le dije que tenía una idea en mente con música y deporte. Me dijo que si tenía que ver con música y deporte estaba a mi disposición.

Hablemos de fútbol, ¿Qué te parecen los pitos a Piqué?

Yo no le pitaría, creo que un campo de fútbol una desaprobación como pitar a alguien es de lo menos grave que se ha hecho. Yo he oído que se muera tu hijo, o tu madre, o el propio jugador. Llega un punto en el que hay que canalizar ciertas cosas, porque al final se ve como algo normal que alguien llame hijo de puta a otra persona. Recuerdo en el campo del Baskonia que pasó una cosa muy desagradable con Corny Thompson, un 4 muy bueno del Badalona, se puso a tirar unos tiros libres y el pabellón entero hizo el canto del mono, pero había un pequeño grupo de gente muy concienciada que intentó callar al resto, en las jornadas sucesivas se pusieron pancartas y no volvió a pasar más. No se puede discriminar por la raza, es interesante educar a la gente a través del deporte.

¿Se le pita por “antimadridista” o por “antiespañol”?

Piqué ya había manifestado sus tendencias no claramente marcadas con el independentismo pero sí con la consulta. Nosotros hicimos una hemeroteca recordando sus declaraciones políticas y nos dimos cuenta de que había incluso declaraciones que se le asignan que no son suyas y no existen. Además es el único que ha dicho públicamente que separar a España de Cataluña sería malo para los dos. Creo que pitar a un jugador de tu equipo es contraproducente, yo no pitaría a un jugador del Alavés. Futbolistas como Piqué hacen mucho bien a los medios gracias a su transparencia.

Hay catalanes que juegan con la selección española que no tienen estos problemas, el ejemplo sería Pau Gasol…

Pau dijo que tenía su opinión pero no la iba a mostrar públicamente, el tema de Piqué se ha pervertido mucho porque es antimadridista, la mayor parte de los pitos son por su antimadridismo. Ha jugado con la selección después de haber dicho algo relacionado con temas políticos, pero se le ha empezado a pitar a partir del tema de Kevin Roldán y de la celebración del Barça, no tiene que ver directamente con el tema político aunque hay mucha gente que también le pita por eso.

¿A quién perjudica la guerra entre la Liga y la Federación?

A los futbolistas en gran parte y sobre todo a los aficionados porque no hay una sensación de unidad del fútbol, me gustaría decir que hay un ente superior a todos y que controla al fútbol español. Ahora hay tres posicionamientos: los clubes grandes, la Liga y la Federación y esto no beneficia a nadie. Desgraciadamente no hay manera de unificar a todos porque hay unas cuestiones personales muy arraigadas entre Miguel Cardenal, Javier Tebas y Villar.

Héctor Fernández entrevista 4

Hemos ganado Eurocopas, un mundial, en clubes somos grandes referentes en Europa… ¿Por qué no tiene tanto tirón el baloncesto?

No hay una retroalimentación entre los organismos y los medios. Hubo un momento en que la liga de baloncesto tenía tirón porque entendió que esa repercusión tenía que ir de la mano de los medios y puso todas las facilidades del mundo para que nos subiéramos al barco y nos subimos. Hubo un liga ACB potentísima durante muchos años, pero en un momento dado, la ACB entendió que estaba a la altura de la liga de fútbol. Ahora que están en pleno derribo buscan otra vez a los medios para tener solidez pero ya es muy complicado.

La Asobal con la firma de contrato con Movistar ha buscado algo que veremos en el fútbol en unos años… La liga Asobal ha entendido que su gran problema era la competición, la gente sabe que juega el Barcelona porque juega en Europa y gana, pero la gente no sabe que ha habido equipos que han desaparecido como el Ciudad Real. Ahora mismo su firma con Movistar ha provocado que se aglutinen los partidos a la misma hora para crear una sensación de competición y esto acabará pasando con el fútbol. Hay una sensación de que importa Madrid y Barça y Champions, pero el mayor interés es local: Madrid con Madrid, Barça con Barcelona, Valencia con Valencia, etc. Es el mismo proceso que vivió la ACB.

Con quién se aprende más: ¿Con Santi Segurola o con Ángel Cappa?

¿A quién quieres más a papá o a mamá?, creo que los jueves estorbo, (risas) me lo paso genial. La gente dice que emiten una opinión unidireccional, suelen coincidir en sus argumentos futbolísticos pero me parece que son dos genios, sobre todo a la hora de comunicar fútbol, Santi deporte en general. Tengo la suerte de tener a los mejores

¿No te parece un poco perturbador que mucha gente lo último que oiga antes de dormir sea tu voz?

(Risas) Una de las frases más repetidas es me acuesto contigo, eres mi nana.

Yo me acuesto muchas noches con tu voz en la cabeza… (Risas)

Es una de las coñas más repetidas entre la gente. Te voy a meter otra pregunta aunque no me lo hayas preguntado, me suelen preguntar por mis ídolos y me he dado cuenta de que mis ídolos no tienen nada que ver con el periodismo deportivo. En mi opinión, y lo digo muy alto, mis dos grandes referencias, aparte de Carlos Alsina que es un genio, son Juan Antonio Cebrián e Iker Jiménez, me he acordado porque yo me dormía con Cebri alguna vez con Iker pero me cuesta mucho más (risas) él es una referencia para mí también su equipo, consigue algo mágico de la nada y tener un clima de tensión y lo hace de la forma que sabe. Echo mucho de menos a Cebrián, cuando me voy al monte siempre llevo un podcast de Cebrián. La gente piensa que cuando escucho radio es radio deportiva y no es así, no veo televisión deportiva, no escucho radio deportiva, no leo periódicos deportivos… intento llegar virgen al programa y busco bases informativas a mi manera.