El feminismo premoderno de María de Zayas

La crítica literaria del siglo XIX, y en especial Emilia Pardo Bazán, definen a María de Zayas y Sotomayor como la feminista de la literatura española por excelencia.

María de Zayas
María de Zayas

Nacida en 1590 y muerta en 1661, sus reivindicaciones feministas causaron gran revuelo entre las mujeres de la época, tanto que la Inquisición en el siglo XVIII prohibió la reedición de sus novelas. Por ello la transmisión oral de su obra fue fundamental. Los lectores, sobre todo mujeres jóvenes, traficaban con sus novelas. Las editaban a escondidas bajo otros títulos, en un tamaño que ahora llamaríamos de bolsillo, para poder mantenerlas escondidas y llevarlas siempre consigo.

María de Zayas, una feminista fuera de tiempo

Se ganó el título de feminista escribiendo diferentes novelas en las cuales las protagonistas son mujeres. Éstas no son simples féminas sumisas a las que estaba acostumbrada la literatura, sino mujeres decididas, de gran carácter y mucha personalidad. Estableció un punto y aparte en el panorama literario de su época, innovando con un estilo realista y picaresco mezclado con continuas reivindicaciones feministas y eróticas.

Las acciones de las novelas fueron reivindicadas por la autora como verídicas, y tienen un tono moralizante. Con ellas denunciaba las dificultades y abusos que sufrían las mujeres por parte de la moral, la honra, los usos y los hombres. Reinaba un aura de opresión y maltrato psicológico continuo. Como decía la misma de Zayas: «Porque las almas no son hombres ni mujeres ¿qué razón hay para que ellos sean sabios y nosotras no podamos serlo?»

María de Zayas 2
Novelas amorosas y ejemplares o Decamerón español, 1637.

Una de las principales intenciones de María de Zayas era que su obra fuera leída por mujeres, a las que quería hacer entender que existía un problema en la sociedad, y no en las propias mujeres. Siempre intentó plantar esa semillita entre sus jóvenes lectoras, llamándolas a no sucumbir ante la opresión de los hombres: el género femenino tenía derecho a estudiar y declarar sus sentimientos. Plantea el amor como sentimiento real y no como moneda de cambio, dado que para ella el amor iguala a los enamorados.

Un feminismo distinto

Maria zayas 3
Montaje sobre María de Zayas

La autora defendía el feminismo, pero distinto al actual. No todas las mujeres debían ser defendidas, ya que algunas se hacían acreedoras de todos los desprecios, sobre todo las mujeres nobles: ” … la mujer falsa, inconstante, liviana y sin reputación, no se le ha de dar el nombre de mujer sino de bestia fiera.” Curiosamente, ella pertenecía a esa clase social. Alentaba asimismo a condenar las muertes de mujeres a manos de sus maridos, denunciando que no hubiese ninguna condena para los llamados crímenes pasionales.

Recomendaba también no sucumbir a la primera palabra de matrimonio y a no ceder ante peticiones por parte de los hombres que atentaban contra la dignidad de la mujer. Afirmaba que la decadencia de un país obedece a la corrupción de costumbres en los hombres y al poco respeto que tienen hacia a las mujeres. Era así una defensora del feminismo premoderno.

Los diferentes vértices sobre los que se apoya el feminismo de María de Zayas son la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres, lo cual se conseguiría educándolas y enseñándolas a valerse por sí mismas, y el derecho a la libre elección de marido. María de Zayas fue así una mujer con principios claros que luchó en pos de la dignidad de la mujer en una época en la que las desigualdades eran el pan nuestro de cada día.

 Aquí el cuento de María de Zayas titulado: El jardín engañoso.