NOSOTROS

En junio de 2015 comienza la andadura por la red de Le Miau Noir, una revista cultural que busca interpretar la cultura a su manera, sin aburrir al lector con millones de datos y sin entrar en la opinión de los redactores.

 

Le Miau Noir intenta destripar la realidad de la cultura, intentando que cada redactor acerque su mundo al lector y que, a través de sus palabras, despierte el interés por él. Sin mayor ánimo que el de disfrutar de la lectura.

 

No somos expertos, no tenemos la verdad absoluta, no somos veteranos, no tenemos experiencia en el mundo editorial ni periodístico, pero no damos palos de ciego.

 

Le Miau Noir es así una plataforma de periodismo ciudadano bien conformada. No nos basamos en la mera generación, edición y difusión de contenido, sino que usamos la corrección y formación continua de los colaboradores para que la información se verifique, contextualice y jerarquice. Los correctores están presentes desde la elección del tema del artículo hasta la edición final del mismo. De este modo, ciudadanos, periodistas o no, son capaces de generar contenidos periodísticos competentes, con la calidad que requiere la palabra “periodismo” y sin las presiones asociadas a los grandes medios.

 

Sí sabemos lo que escribimos, sí sabemos a dónde vamos, sí somos jóvenes, sí tenemos ganas de aprender, sí estamos dispuestos a aprender y sí, estamos dispuestos a equivocarnos.

 

Somos cada palabra que escribimos, cada letra que llena tu pantalla, somos libres, independientes, no dependemos de nadie. Solo queremos mostrar al mundo que tenemos un carácter propio que nos define: la interpretación.

 

Huimos de lo convencional, no buscamos las visitas, ni los me gusta, ni los RT. Luchamos en pos de la cultura, siempre con buen gusto y huyendo de lo viral en nuestros artículos.

 

Si te quedas, no te arrepentirás. Si te unes te abrazaremos.

 

Nuestro primer objetivo es claro: Que nos leas.
Nuestro segundo objetivo también: Que te quedes.

 

Ahora sí estás preparado, ahora sí, querido lector:

RONRONEA AL RITMO DE LA CULTURA