Femalehusbands: ¿Historias trans o matrimonios same-sex?

El concepto de femalehusbands podría usarse para definir a uno de los miembros de los matrimonios entre dos mujeres que se produjeron en siglos pasados. Claramente, estas ceremonias eran un juego de disfraces para engañar al clérigo y convencerle de que en realidad se trataba de un matrimonio ‘convencional’. Sin embargo, no siempre se trató de matrimonios homosexuales encubiertos, también hubo enlaces en los que el marido era trans para sorpresa de todos. Actualmente no debería sorprender tal idea, pero en siglos pasados a veces ni siquiera la esposa conocía la identidad sexual del futuro marido por lo que, tras descubrirlo, denunciaba el engaño. El castigo que podría variar desde latigazos públicos hasta la prisión indefinida también suponía una encrucijada para la justicia porque el castigado era, a sus ojos, ‘una mujer’.

 

Joven pareja en torno a 1900 | Flickr.com
Joven pareja en torno a 1900 | Fuente: Flickr.com

Desde el siglo XVII se puede rastrear en documentos legales y documentación privada la existencia de estos casos ‘especiales’ que, quizás, no lo fueron tanto. La homosexualidad y la transexualidad forman parte de la humanidad desde que el mundo es mundo, así como el ingenio para burlar a una sociedad retrógrada y tradicional. Los amores prohibidos no se han limitado nunca a los parámetros de Romeo y Julieta, aunque la convención romántica lo haya vendido así durante siglos. Si enamorarse de un miembro de la familia rival era un crimen, imaginémonos que Julieta ni se percata de Romeo por estar prendada de amor por Lady Montesco. La historia cambia, y mucho.

Elisa y Marcela
Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga | Fuente: wikipedia.commons

Marcela y Elisa o Marcela y Mario

Algo sí ocurrió en Galicia a principios del siglo pasado. Su historia se ha popularizado gracias a la película de 2019 dirigida por Isabel Coixet y que lleva por título los nombres de las enamoradas: Elisa y Marcela. Sin embargo, hablando de femalehusbands, más que de Elisa deberíamos hablar de Mario Sánchez. Así aparece en el certificado de matrimonio que confirma su enlace en 1901. Se amaban y para vivir su amor, una de ellas, Elisa, se travistió de hombre y, de esta forma, perpetraron el ‘engaño’. Como cualquier engaño bienintencionado, fueron descubiertas y se pierde su rastro con las dos camino a Argentina, donde al parecer consiguieron escapar. No obstante, se salieron con la suya, puesto que representan el primer matrimonio homosexual en España, aunque más bien habría que declararles: mujer y femalehusband.

Minchia di re, ¿un pez hermafrodita?

La ficción ha intentado retratar estas historias de amor prohibido con novelas que, en muchas ocasiones, están basadas en hechos reales. España tuvo su Elisa y Marcela, Italia tuvo su Minchia di re. Se trata de un libro publicado en 2004 y que narra la historia de Pino y Sara. Esta vez en una pequeña población de la isla italiana de Sicilia. De nuevo, dos mujeres se enamoran y para poder vivir en paz, el matrimonio es imprescindible. Pino, nacida Pina, se traviste de hombre y desposa a Sara. Al igual que con Elisa, la identidad sexual de Pina no parece ser la razón de su cambio de sexo, sino que más bien parece estar provocado por su orientación sexual en una sociedad retrógrada.

Sin embargo, el título del libro parece ir por otros derroteros puesto que Minchia di re es el nombre de un pez que nace hembra pero al crecer se transforma en macho. En Sicilia también la denominan Viola di mare y, de hecho, este fue el título escogido para la adaptación cinematográfica de la novela. En la gran pantalla, Pina se transformó en Angelo y con este nuevo nombre este femalehusband asumió las vestes de varón por amor a Sara. Ambas viven como marido y mujer a pesar de que el pueblo conoce la verdadera identidad de Angelo que solo en edad adulta cambió repentinamente de sexo aludiendo a un error de identificación de la matrona el día de su nacimiento. No obstante, de nuevo, tanto el libro como la película presentan la historia como amor entre dos chicas y no como una historia trans. Aunque, como el pez que le da nombre, una de las protagonistas nació fémina y creció para convertirse en hombre.

Anne Lister y Gentleman Jack

Quizás para establecer la diferencia entre los femalehusbands por identidad sexual y los femalehusbands por presión social es importante ver si se produjo antes o después de sus relaciones con otras mujeres. Los dos casos anteriores manifiestan un cambio de identidad producido por el rechazo de la sociedad ante una relación homosexual. Un caso diferente representa el personaje real de Anne Lister (1791-1840), conocida por sus contemporáneos como Fred o Gentleman Jack. Esta joven aristócrata de Halifax no solo heredó y dirigió los negocios de su padre a la muerte de este, además realizó innumerables viajes por Europa con la sola compañía de su tía y de la amante fémina de turno.

Retrato de Anne Lister/Gentleman Jack | Fuente: wikimedia.commons
Retrato de Anne Lister/Gentleman Jack | Fuente: wikimedia.commons

Actualmente son famosos sus diarios en los que Anne/Fred dejó por escrito no solo todo lo relativo a sus negocios sino que detalló sus encuentros sexuales con numerosas mujeres. Estas anécdotas subiditas de tono estaban codificadas con una mezcla de álgebra y griego antiguo que impidió que se conociera su historia hasta los años treinta del siglo pasado. Ahora no solo se pueden leer en varios idiomas sino que recientemente una productora inglesa le ha dedicado una serie: Gentleman Jack. No hay constancia de un matrimonio en su vida, pero Anne/Fred siempre renunció a los estilismos femeninos de la época y su comportamiento con los negocios familiares hacían de ella un objeto de curiosidad para todos. Fue una mujer enfundada en ropa masculina que de cara a la sociedad asumía el papel de hijo varón y se rodeaba de bellas damas con las que compartía más que té y pastas.

Charles Hamilton, el primer femalehusband

La historia de Anne Lister/Fred/Gentleman Jack es la historia de una persona que no siguió las normas sociales. No obstante, aparentemente nunca dejó de usar su nombre de nacimiento con la intención quizás de ser reconocida por su legado como heredera de los Lister. Antes de que Gentleman Jack naciera, en la Escocia de principios del siglo XVIII creció Charles Hamilton. Este, tras dejar su tierra natal, se estableció como médico en Gales donde conoció a Mary Price, la sobrina de su casera. Como en cualquier historia de amor, se enamoraron y se casaron. A los dos meses, Mary Price denunció a Charles por haberla engañado, había descubierto que su marido Charles era biológicamente una mujer.

Impresión del libro de Henry Fieldings | Fuente: Wikipedia.com
Impresión del libro de Henry Fieldings | Fuente: Wikipedia.com

Nacida como Mary Hamilton, Charles se había puesto la ropa de su hermano a los catorce años, estableciendo así su identidad sexual. Curiosamente durante los primeros meses de su matrimonio consiguió hacer creer a Mary Price que era biológicamente un hombre incluso durante sus encuentros sexuales. El informe de la denuncia de la esposa engañada especifica que la joven confesó haber mantenido relaciones con penetración con su marido, lo que le había impedido saber la verdad. No hay información concreta sobre cómo Charles consiguió esconder su sexo biológico durante tanto tiempo y si, en realidad, Mary Price decía la verdad sobre su ignorancia. De una manera o de otra, Charles fue sentenciado a seis meses de prisión y a recibir latigazos públicamente en diferentes ciudades. El caso inspiró al escritor Henry Fieldings que publicó en 1746 su historia con el título FemaleHusband. Se cree que en 1752 Hamilton llegó a Philadelphia donde volvió a establecerse como doctor y las acusaciones no volvieron a repetirse.

Amores invertidos, estilos de vida anormales, comportamientos sexualmente sospechosos y demás descripciones de siglos pasados que hacen de las y los protagonistas de estas historias casos excepcionales de rebeldes con una gran causa: vivir acorde a su identidad ya su orientación sexuales.

Send this to a friend