Trema, el nuevo libro de Yasmín C.

Tras la publicación de su primer libro El beneficio de la enfermedad (Ártese quien pueda, 2014), llega a las librerías Trema (Amargord, 2016). Trema es un canto de belleza poética. Un canto al cuerpo y al dolor. Una herida casi cerrada que el lenguaje se encarga de abrir y profundizarla palabra por palabra. Y es ahí, en esa herida, por la que la joven Yasmín C. Moreno se abre paso hasta el interior de la persona que se sumerge entre sus versos.

Trema en el cuerpo

Los temas tratados a través de su poética se agrupan en dos partes. La primera da nombre a la obra Trema y la segunda recibe el nombre de Matter. Temas variados. El nacimiento, la muerte, la feminidad, la maternidad y la soledad desde un punto de vista sútil y delicado. La autora adentra al lector en su mundo con un lenguaje sencillo y muy cuidado, un lenguaje maduro y frágil. La palabra miedo es una constante en las hojas de Trema. Sin embargo, los ojos de la poeta se encuentran con la realidad y lo cotidiano y se enfrenta a ello con una mirada tierna y sincera. Las cosas son como son. Y no hay más.

La madre poesía

La alusión a la fertilidad, al cuerpo estéril (“mi vientre/raíces resecas retorcidas) o al cuerpo madre entendida como sacrificio de la mujer se desarrollan sobre todo en la segunda parte del libro. Las alusiones se pueden entender como una sensibilidad extremadamente fértil. Un ejemplo que alude a estos temas es el poema “Primavera”, una oda a lo materno, a la unión madre-feto como alimento:

trema

Luces y sombras

Llama la atención la contraposición entre luz y oscuridad, lo bueno y lo malo, lo triste y lo feliz que se desarrolla en el libro. Poemas de referencia a la luz como libertad y fuera de lo convencional (no espero un hijo./Sólo una luz/crepuscular/entre las bragas). Frente a ello, lo oscuro cuando el mundo se viene encima (sacarme la oscuridad de la retina/cuando la muerte ronronea todavía/quiet/en la garganta).

El cuerpo en Trema

El cuerpo es el núcleo de Trema. De él nace todo. El nacimiento y la muerte. La infancia y la vejez. El hombre y la mujer. El amor y la soledad. La mujer y la madre. La madre y el vientre. El vientre y la casa. Todo gira entorno a la concepción de cuerpo. Así, por ejemplo, el sexo entendido como violencia (el sexo ha de ser violento/pero entras en mí como quien entra en casa) se convierte en un acto hogareño ¿Y el vacío? El vacío es el todo en la vida, el vacío es el camino se impone al nacer. Y la vida, la vida es llenar ese vacío de nacer y crecer.

trema