Logro dar otro paso
Hacia un río sediento
Que atraviesa sin ganas
Este mundo árido.
Avanzo resignado
A la orden de este cuerpo,
Una carcasa hueca,
Nada más,
El despojo de mi alma
Que carga este silencio.

Este silencio espeso,
Que pretendo ahogar
Con mi voz quebradiza,
A quien nadie reponde.
Silencio que no calla
Diciéndome en susurros
Que no estás.
Este silencio es mío.
En él me convertí.

Send this to a friend