Diario de un incesto: la desgarradora historia de la verdad

En esta reseña el lector no va a encontrar nada que el título no desvele ya. Diario de un incesto es justamente eso: la narración de cómo un padre abusa de su hija. No es un libro para todos los públicos y no por la edad del lector, sino por la brutalidad de lo narrado en sus poco más de 120 páginas. No es morbo, pero tampoco puedes dejar de leer. Hay miedo y hay dolor, mucho dolor.

Diario de un incesto

Diario de un incesto | Fuente: Lara Peiró

Los abusos sexuales tienden a ser un tema tabú en la sociedad. Muchas víctimas deciden guardar silencio y hacer camino. Sin embargo, otras personas deben de contar lo ocurrido para poder sentirse bien consigo mismas. Deben hablar para poder empezar de cero, ser libres de toda culpa. Lo que el lector encontrará como firma será la de un anónimo. La protagonista se esconde en el anonimato, pero advierte que lo que en el libro se cuenta no es más que la realidad de un sufrimiento casi indescriptible para aquellos que no lo hayan sufrido.

Un lenguaje letal

El lenguaje usado por la autora es muy conciso. De una manera seca y muy directa, con frases sencillas que no dejan nada a la imaginación. Una forma narrativa que cumple su cometido. A medio camino entre el porno y fragmentos de gran calidad literaria, Diario de un incesto narra el miedo de una joven que vive con la incertidumbre de si su padre la asesinará algún día.

“Tengo, y siempre he tenido, la impresión de que en realidad mi padre quería matarme, y que yo le seduje para impedir que lo hiciera. Recurrí a la sensualidad para seguir con vida. Salvé mi vida dándole placer sexual. Y él se hizo adicto a nuestras relaciones sexuales, y a mí me ocurrió lo mismo”

Una narración brutal

El uso de la primera persona durante toda la narración hace que el lector entre de lleno en la historia de este diario. Se podría decir que la protagonista usa al lector como si de un consultorio se tratase. Continuamente se debate entre el asco, el deseo y el dolor. Y es precisamente en lo que se escuda la protagonista. Afirma que el mejor orgasmo de su vida lo tuvo con su padre. Uno no lo puede llegar a entender y lo reflexiona con una mueca de angustia.

Diario de lo común

Es difícil entender los pensamientos de la protagonista. Preguntas como «por qué no le da asco» o «por qué cuenta todo esto de una manera tan natural» son las que uno se hace durante su lectura. Y, sin embargo, no es hasta el final del libro, al pasar la última página y cerrarlo, cuando empiezas a meditar y te das cuenta de algo horrible. ¿Cómo no va a ser normal tener relaciones con su padre si desde los 3 años está siendo violada?

De pequeña cuenta que muchas veces estaba enferma con dolores abdominales o con fuertes diarreas. No hace falta explicar el por qué. Los abusos durante su infancia le dejaron grandes dolores físicos. Un cuerpo tan pequeño al que muchas veces le metían objetos punzantes que le cortaban desde dentro.

La indiferencia del círculo familiar

Y ante esta situación, la madre busca refugio en su pasión por los caballos. La relación madre-hija, como no podía ser de otra manera, es casi inexistente. Entre el odio y el amor, siempre en medio. ¿Qué hacer si tu marido te es infiel con tu propia hija? ¿Qué hacer cuando la otra es tu hija? Sorprende y mucho la reacción de la madre. Y es que en todo momento permite tal acoso.

La novedad

Diario de un incesto es una novedad y no porque sea la última publicación de la editorial Malpaso. Es la novedad porque nunca se había hablado así de estos temas de una forma tan concisa. Sin tapujos, la autora ha revolucionado la sociedad de Estados Unidos y Reino Unido. Su publicación en España ha sido simultánea con otros países, y deja algo muy claro: el incesto existe. Es un tema que está presente y al que no se le presta mucha atención.

Este tipo de actos es más común de lo que uno puede pensar, porque hoy en día, todavía muchas personas guardan silencio de lo que les ha pasado. Para ellas, como le aconsejan a la protagonista de este libro, la mejor solución es callar y continuar como si nada hubiera pasado. Callarse o hablar. Dos abismos, dos extremos.

Diario de un incesto
Editorial: MalpasoAutor: AnónimoISBN: 9788416665914Páginas: 128Precio: 14,50
90%Nota Final