Un movimiento espontáneo, con aspiraciones y sensibilidades diferentes. Se experimenta un rechazo por la arquitectura de autor. En 1964 se publica el libro Architecture without Architects en el cual Rudofsky relata las distintas actitudes que se han forjado a través de la historia del noble arte de construir.FOTOportada

La arquitectura autóctona siempre ha demandado la ayuda de la colectividad, pactos entre vecinos y familiares para ayudarse en la construcción de sus casas. Existe una corriente en pleno S.XXI que retoma la tradición vernácula de autocolaboración, un movimiento cultural en diferentes ciudades que pretende retomar la labor de lo colectivo frente al individualismo.

COLECTIVAFOTO2

La arquitectura colectiva es un instrumento de diseño y transformación urbana, un entramado de profesionales organizados en red en permanente comunicación que demandan un diseño en código abierto para las ciudades.
Existe una gran diversidad profesional entre colectivos cuentan con sociólogos, arquitectos, periodistas, escenógrafos, urbanistas…..
Una nueva forma de percibir la arquitectura se empieza a gestar con figuras como Izaskun Chinchilla y Andrés Jaque. Actitud de cambio, conocer la problemática local para realizar un diagnóstico y terapéutica urbana. Conciencia por la reutilización, sensibilidad con el medioambiente, cohesión social, complejidad urbana y minimización de la construcción.

En Red

El trabajo en Red no consiste en trabajar por internet. La Red son los vínculos que se establecen entre diferentes organizaciones de trabajo con objetivos similares, si es cierto que el intercambio de información se realiza por internet en plataformas virtuales como laciudadviva o wikitoki
Es un trabajo sin jerarquías pero con un esquema horizontal. Existe una ética moral y profesional para que cada individuo asuma su rol o figura de trabajo. Persiguen un objetivo común ya sea la experimentación de ideas, proyectos o protocolos de reactivación urbana. Estos grupos profesionales son un vínculo entre la administración y la ciudadanía.

COLECTIVAFOTO3
Fuente: Paisajetransversal.org

Participación ciudadana

La participación ciudadana es un mecanismo de integración social. El usuario construye y diseña conjuntamente el espacio que luego utilizará. Construyéndolo la ciudadanía se apropia del lugar creando una oportunidad para fortalecer relaciones sociales entre el barrio.
Activar el espacio público tradicional para mejorar su vitalidad. En ocasiones encontramos un espacio urbano que posee demasiadas normas y restricciones, haciendo que su uso sea menos espontáneo y creativo.

COLECTIVAFOTO4

En pleno centro de Sevilla en 1997 existía un exagerado proteccionismo de los elementos urbanos por parte de la administración local. Los vecinos demandan un área de juegos infantiles por la completa ausencia de espacios de recreo en la zona norte del casco histórico de Sevilla. La administración mantiene una actitud pasiva frente a la demanda ciudadana, ante el bloqueo institucional, los vecinos contactan con Santiago Cirugeda, arquitecto del colectivo RecetasUrbanas.
Se plantea una estrategia de apropiación de la calle. La administración prohíbe la colocación de instalaciones para juegos infantiles, pero no la ubicación en el mismo lugar de un contenedor temporal para los residuos de la construcción. El arquitecto pide permiso para la colocación de una cuba para escombros. Concedida la licencia en lugar de un casposo contenedor se coloca una zona de juego sobre un contenedor modificado previamente. Se reivindica el espacio público mediante artimañas legales para hacer el espacio más usable por los vecinos.

COLECTIVAFOTO5

En Zaragoza, en el marco del festival de arte urbano EN LA FRONTERA, se realiza una serie de intervenciones dentro del programa Vacíos cotidianos. Los vecinos encontraron una forma para la puesta en uso de solares que se encontraban en situación de abandono.
Surge el proyecto para la intervención en puntos estratégicos de la ciudad para por la falta de espacios de encuentro. Esto no es un solar de la mano de Patrizia di Monte e Ignacio Grávalos.
Acupuntura Urbana en diferentes barrios de Zaragoza. Cada solar es fruto de diálogo con la comunidad. Los vecinos son los encargados del acondicionamiento del solar, así se hace posible que se impliquen en el desarrollo del proyecto. Premisas como la cohesión social, reciclaje, mejora de la cantidad y calidad del espacio público hacen posible la viabilidad del proyecto y su bajo coste anima a la administración a tomar iniciativa.

COLECTIVAFOTO6

COLECTIVAFOTO7

Distrito San Pablo (c/ Armas, 94). Agricultura urbana

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]