Son pocas las producciones que hayan estado rodeadas de tantos problemas como la quinta entrega de la saga de piratas más conocida del cine actual, Piratas del Caribe. En este rodaje, que comenzó en Australia en 2014, el más perjudicado en esta historia ha sido su protagonista, es decir, Johnny Deep.

El actor estadounidense Johnny Deep ha sido el foco de la mayoría de los contratiempos debido a su “operación express” tras sufrir un accidente en el set en marzo del año pasado. Esto obligó a retrasar el rodaje. Incluso las autoridades australianas estuvieron a punto de encarcelar al actor por no haber declarado la introducción de sus perros en ese país.

Piratas del Caribe 5

Final del rodaje de Piratas del Caribe 5. || Cuenta de Twitter de Jerry Bruckheimer

La gallina de los huevos de oro deja de ponerlos

Desde que se estrenara la primera entrega de la saga en 2003, la historia protagonizada por Jack Sparrow ha conseguido atraer a millones de fans en todo el mundo. También ha conseguido generar unos ingresos de casi cuatro billones de dólares. Se podría considerar como un as en la manga de Disney.

Ya sea por la trama, por la acertada incorporación de los personajes o por el aspecto técnico, estas películas han conquistado el corazón del público y se han convertido en un icono de la cultura popular actual. Sin embargo, desde el estreno de Piratas del Caribe: En mareas misteriosas en el año 2011 la saga comenzó a decaer. Muchos fans la califican como la peor de todas. Algunos creen que fue por el excesivo protagonismo de Jack Sparrow y por la falta de una trama bien elaborada.

Debido a lo anterior, muchos fieles a las películas perdieron la confianza que tenían en ellas. Incluso se planteó darle un fin a la historia. Pero al final, años más tarde se anunciaría una quinta entrega con el objetivo de volver a reflotar la saga y atraer a una nueva generación.

Johnny Deep Sparrow

Johnny Deep caracterizado como Jack Sparrow. || Cuenta de Twitter de Jerry Bruckheimer

Johnny Deep: el camaleón de Hollywood con problemas

La vida privada de John Cristopher Deep II, Johnny Deep, ha estado salpicada de polémica: en varias ocasiones se ha declarado alcohólico y drogadicto. También destacan sus fracasos matrimoniales. Y si a esto se le suma interminable lista de fracasos que ha cosechado Johnny Deep en la gran pantalla en los últimos años, el espectador se puede hacer una idea de la situación por la que está pasando el intérprete.

Por ejemplo, en el filme Mordecai solo recaudo 48 millones de dólares, cuando la película contaba con un presupuesto de 60 millones. Otro ejemplo más llamativo es el de El llanero solitario, con la que Disney perdió 150 millones. Por esta razón la revista Forbes lo ha nombrado como el actor menos rentable de Hollywood en el año 2015.

Su reciente escándalo con su ya exesposa Amber Heard ha hecho ver a Johnny Deep como a un maltratador. Este es el principal motivo por el que las aventuras del pirata Jack Sparrow posiblemente lleguen a su fin. La casa del ratón no quiere tener ninguna vinculación con maltrato de ninguna clase porque mancharía su imagen de mundo feliz y familiar.

Johnny Deep Alicia

Jonny Deep en la premiere de Alicia a traves del espejo. || wikipedia.org

El lado oscuro de Hollywood

Ser una estrella mundialmente conocida puede ser un trabajo muy duro y conlleva una gran responsabilidad, cualquier cosa que haga estará vista por millones de ojos. Desde el momento en que el actor haga algo que no debe, estará marcado para siempre y su carrera se verá dificultada de por vida.

Pero no solo actores sino también otros famosos han pasado a ocupar el puesto de maltratador, como en el caso de Chris Brown tras propiciarle una paliza a su exnovia Rihanna.

En Hollywood existen muchas historias relacionadas con el maltrato. Se cuenta que cuando Richard Burton se emborrachaba, acribillaba a correazos a Elizabeth Taylor. En los sesenta Sean Connery sometía a largas torturas físicas y psicológicas a su esposa en ese momento, la también actriz Diane Cilento. Incluso en una entrevista llego a decir que “no veía tan mal abofetear a una mujer”.

Con todos estos argumentos se puede llegar a pensar que en el mundo del cine solo valen los extremos. Puede ser algo maravilloso cuando existe una buena producción y la cinta recauda una buena cifra de dinero. Pero también puede ser “una pesadilla” cuando todo falla y se cometen actos deleznables como los antes mencionados.

Al margen de la calidad de las producciones o los problemas que surjan con los actores dentro y fuera del plató, lo único seguro es que el séptimo arte ayuda a expandir cada vez más cultura. Y, posiblemente lo más importante, es que ayuda a las personas a imaginar y crear.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]