Otras memorias africanas

Como esa capa de azúcar denso y condensado sobre los dónuts o las tartas, así Hollywood ha adaptado innumerables historias, novelas y hechos históricos para el «gran público». Tal que niños caprichosos, pareciera que los espectadores no pudieran ser capaces de digerir un relato sin sentimentalismos, frases lapidarias y besos al atardecer.

Memorias de África (Out of Africa) es uno de esos filmes en que la épica de las imágenes de la sabana africana se conjuga con un amor imposible y una ligera denuncia de la opresión del pueblo negro. 

Out of Africa, rodada en 1986. Su BSO aún hace emocionar

Es innegable que la película ha dejado imágenes impresionantes del continente y ha devenido en un clásico del drama romántico en el cine. Para la posteridad queda la famosa, y sugerente escena de Redford lavando el cabello de Meryl Streep y recitando a Coleridge:

Sin embargo, poco tiene que ver la superproducción dirigida por Sidney Pollack con el libro de memorias de áfrica escrito por Isak Dinesen, pseudónimo de la escritora danesa Karen Blixen en los años 30 del siglo pasado.

Los recuerdos son otros

Para empezar, el tema central de la obra, al contrario de la película, no es en absoluto la relación amorosa de Blixen y Denys Finch Hatton, cazador y aviador interpretado por Robert Redford. Las principales relaciones sentimentales de la autora, con su marido, el baronés Bror-von Blixen-Finecke, y el mencionado aventurero británico, no dejan de tener una importancia secundaria en el discurso de las memorias africanas de Karen Blixen.

El núcleo central de su discurso son las relaciones con sus arrendatarios, los conflictos entre los clanes de las diversas etnias que viven en el territorio de la granja o la dificultad de gestión de una explotación ruinosa casi desde el principio. Así, hay figuras mucho más presentes como el consejero y ayuda de cámara Farah, el somalí que acompaña a la autora a lo largo de su larga estancia africana.

La baronesa se perfila como un personaje carismático, determinado, seguramente inflexible. Discute con los reyes de la tribu, media en las disputas, negocia. Cura a los niños de la granja. Caza sin parar, sin conciencia ambiental alguna. África es un parque de atracciones y los leones los premios mayores.

Karen Blixen sonríe junto a dos leones abatidos en una cacería
Karen Blixen sonríe junto a dos leones abatidos en una cacería || danskfaget.dk

Su historia desprende, a menudo, la arrogancia omnipresente del europeo que ata, desata y resuelve, como si así pudiera cambiar el destino. Es innegable que el punto de vista de Blixen es el de una europea en el África colonial, displicente e ignorante de cualquier derecho sobre la tierra de sus verdaderos moradores

Sin embargo, a veces es capaz de ponerse en los pies de esos pueblos desconocidos que la rodean. Realiza acertados análisis etnológicos de, por ejemplo, los kikuyu (la tribu de la mayoría de sus aparceros) pero también de los masai y los somalís. Los observa y describe,  sin afán de superioridad , e intenta comprender su sentido del tiempo, de la muerte, de la familia .

“The Kikuyu, when left to themselves, do not bury their dead, but leave them above ground for the hyenas and vultures to deal with. The custom had always appealed to me, I thought that it would be pleasant thing to be laid out to the sun and the stars, and to be so promptly, neatly, and openly picked and cleansed; to be made one with Nature and become a common component of a landscape.” 

Cambio de foco: la libertad

Lo que sobre todo transmiten las páginas de la escritora es un tremendo sentido de la libertad. Un rechazo a las convenciones sociales y una cierta admiración por el valor atávico de las etnias con las que convive. Y todo ello envuelto en unas descripciones evocadoras que hacen del entorno un personaje más, real, presente.

Blixen pide de la vida lo fugaz. La euforia del momento, el carpe diem de un vuelo en aeroplano sobre la sabana o el riesgo del león en la noche:

“Come now and let us go and risk our lives unnecessarily. For if they have got any value at all it is this that they gave got none. Frei lebt wer sterben kann.” (he who is prepared to die is free)

Fotograma de «Memorias de África». Vuelo de los dos personajes sobre la sabana
Fotograma de «Memorias de África». Vuelo de los dos personajes sobre la sabana || angama.com
Send this to a friend