Vanesa Martín: «Rendirse no es una opción»

Humildad, respeto, sueños y metas, filosofías de vida muy arraigadas, evolucionar, seguir creciendo. Pero ante todo, nunca jamás conformarse con nada con lo que no se esté al cien por cien en la vida. Vanesa Martín llega de manera apacible y alegre, pero tímida, a la sala de Warner Music donde nos hemos citado. Recién empieza su jornada de entrevistas y promoción para su nuevo disco, Munay, el quinto de sus trabajos, que ya se encuentra en el mercado. Soy la primera de sus visitas.

Con un gran ejército de fans y seguidores que probablemente saben muy de sobra muchas de las respuestas a las preguntas tópicas y típicas, yo me dispongo a intentar captar su esencia, ya no solo a nivel profesional, sino ahondando también un poco más profundo. Con qué sueña, qué le inspira, la frase que sostiene su vida. Esfuerzo, dedicación, humildad y amor. Hay mucho de eso en Munay, pero sobre todo, hay mucho de eso en Vanesa Martín.

Algo tímida, pero sincera. De pocas palabras, pero muy contundentes. Vanesa Martín genera cierto clima de paz a su alrededor, de los que transmiten esas personas conectadas consigo mismas, con las cosas claras y el chocolate espeso. Tensiones, miedos, nervios o diferencias se han quedado fuera de la sala. Ella se pone cómoda en el sofá, yo la felicito por Munay y le deseo mucha suerte. Ella me da las gracias y sonríe. Dos personas, de tú a tú, conversan.

entrevista vanesa martín

Vanesa Martín al comienzo de la entrevista || Fotografía: Paula Odene.

Entrevista Vanesa Martín

El disco sale ya en un par de días, ¿cómo te encuentras? ¿Estás nerviosa, emocionada?

Pues mira sí, estoy muy nerviosa, con muchas ganas también. Pero sobre todo con la incertidumbre de ver qué va a pasar.

¿Cuál es la esencia de Munay? ¿Qué pretendes transmitir con este nuevo disco?

Munay está cargado de intenciones yo creo que muy valiosas en la vida de cada uno, por el significado de la palabra. Es una filosofía de vida, yo creo que mi filosofía de vida entre otras muchas, y he querido volcarla en estas canciones, en este disco. Amor incondicional del creador por toda la creación, por la naturaleza, por los animales, por uno mismo, por el sueño de cada uno, porque cada uno sea como quiere ser, por el respeto, la tolerancia…yo creo que es el mensaje que a través de mis canciones procuro dar, y ojalá sea un disco de largo recorrido en la vida de cualquiera.

Este es el quinto de tus trabajos… ¿crees que hay una nueva Vanesa reflejada en Munay?

Hay una evolución, hay una Vanesa evolucionada más que en los discos anteriores. Pero por naturaleza, porque el paso del tiempo hace que tenga más experiencia, que tenga más definido el sonido al que quiero llegar, me he desnudado completamente compositivamente hablando, en letras y melodías…y es inevitable que haya una evolución.

¿Cuál es tu canción predilecta, tu debilidad, de este nuevo disco?

No te puedo decir porque todas las he compuesto yo, no tengo ninguna que prevalezca por encima de otra. Mmm…no te puedo decir.

¿Cuál sería tu dueto ideal?

¿Sabes que me pasa a mí? Que admiro a muchos artistas y que he ido haciendo duetos con gente que de repente surgen. El otro día hice uno con Miguel Bosé que nos quedó precioso. No es por nada, pero es que de verdad nos quedó divino a los dos. Y me van pasando cosas así, que dices: qué maravilla, cómo van sucediendo en mi vida las cosas. Entonces yo quiero que siga eso así, que vayan pasando…no por casualidad pero sí natural. Con alguien que me encantaría hacer un dueto por supuesto es con Luz (Casal), con Adele, con Joaquín Sabina…sí, con Joaquín Sabina me encantaría.

¿Cuáles son tus referentes? ¿En quién te inspiras o te has inspirado para consolidar el estilo que te define hoy?

Pues yo es que escucho música muy variada, siempre lo he dicho, entonces entre todo esto creo que se ha creado inconscientemente una manera. Pero referentes…pues Joaquín Sabina, Alejandro Sanz, Luz Casal, Niña Pastori, Rocío Jurado, Bryan Adams, John Mayer, Sara Bareilles, Los Chichos… de todo.

entrevista vanesa martíin

Vanesa Martín durante la entrevista || Fotografía: Paula Odene

A la hora de componer, ¿en qué te basas, en historias personales o en cosas que ves, oyes, que te cuentan?

De todo. Hay cosas que nacen de mí, de experiencias personales aunque no sean presentes o actuales. Pero hay también historias que me llaman la atención, de todo mi entorno, de la calle, de una película, de un libro…

Estudiaste Magisterio de Música y Pedagogía. A la hora de hacer tu propia música, ¿intentas de alguna manera llegar también a los niños? ¿Te planteas algún proyecto en el que poder relacionar la música y la infancia?

Yo creo que la música es aprendizaje en general. Tengo, de un tiempo a esta parte, una oleada de adolescentes brutal en las firmas, conciertos…y demás. Entonces cuando empezó así yo dije, aquí estamos en cierto modo educando, la música es una manera de educar, lanzo un mensaje. Y yo, que no soy partidaria de dar consejos, sí que creo que, analizando después un poco, mi manera de entender la vida y de expresarme a través de mis canciones creo que es bastante sana, creo que no es perjudicial para nadie. Y con respecto a los niños pues es sorprendente como niños de 6, 7 y 8 años vienen a los conciertos y se saben las canciones y las cantan, y es increíble, yo me quedo embobada muchas veces.

¿Cuál de todas tus canciones es la que más te ha marcado a ti como artista y como persona?

Mmm…pues es que como yo compongo todas mis canciones, en cada una dejo una historia. Ninguna en concreto digo… ¡ah esta! Porque voy contando muchas cosas y en cada canción me meto en un clima, y en el momento justo. Incluso a veces estoy en los conciertos, estoy cantando la canción y me está trasladando al momento en el que lo viví, o la compuse…o no sé. Entonces no hay ninguna en concreto que yo diga… ¡esta!

¿Cuál es la última canción de la que te has enamorado?

Pues la última canción de la que me he enamorado es…bueno en general estoy escuchando el nuevo disco de Iván Ferreiro y estoy flipando la verdad con él, no sé con cuál me quedo.

En tu música, sin ninguna duda, son muy importantes las palabras. ¿Qué es aquello que te deja a ti sin palabras?

A mí sin palabras…cualquier gesto de nobleza y de generosidad me puede dejar sin palabras. Yo admiro y valoro muchísimo a la gente noble y la gente generosa.

¿Hay alguna palabra que te guste meter especialmente en las canciones, una palabra que para ti sea importante?

Yo hablo mucho del mar. No sé si  porque soy de Málaga o qué, pero tengo mucha dependencia aparte al mar. Y hablo mucho del mar en las canciones.

¿Tienes algún tipo de pudor a la hora de hablar de algo en concreto en tus canciones? ¿Te da vergüenza o miedo contar ciertas historias?

Absolutamente nada. Nada, nada, nada. Lo que me sale lo cuento. A veces me han llegado a preguntar: “oye, ¿y no te parece que te desnuda, que la gente va a saber mucho de ti?”. No, de mí, realmente, ¿qué van a saber? O sea, ¿todos los cantautores y escritores del mundo hablan de ellos en primera persona? Nunca. Hay muchas historias que no te han ocurrido a ti. Aunque siempre haya algo tuyo, tu manera de entender esa historia…o alguna cosa con la que empatices y conectes en algún momento. Pero creo que yo no tengo ningún tipo de pudor a la hora de hablar de absolutamente nada. Yo creo que bien hablado y bien tratada la historia se puede hablar de cualquier cosa.

Vanesa Martín entrevista

Vanesa Martín durante la entrevista || Fotografía: Paula Odene

Al hilo de esto último, en una de las canciones de Munay, El amor no se explica, dices “que tu voz nunca pida perdón por querer rebelarse”. ¿Es así como vives tú la música, como una forma de rebeldía?

Bueno yo creo que a través de la música o a través de cualquier expresión que pueda tener cualquier persona hay que manifestarse, hay que rebelarse…yo es que tengo siempre en la boca el decir  “no te conformes”, ¿no? Si no estás bien con algo, no te conformes, no te quedes ahí, no te conformes. En Málaga diríamos no te apalanques (risas).

Además de ser cantautora, y casi por consecuencia de esta cualidad, también te dedicas a la poesía. Cuando escribes, ¿lo haces pensando en que va a ser una canción o en que se va a quedar en poema?

No. Cuando estaba escribiendo el libro Mujer Océano sí que efectivamente estaba muy enfocada a escribir únicamente para el libro, pero cuando tengo algo que contar y no estoy en proceso ni de escribir libro, ni de nada, y tengo algo que contar, necesidad de soltar algo, no sé si va a ser una canción o no sé si va a ser solo algo escrito que va a quedar sin música. Porque de hecho a veces he escrito cosas que luego he musicado, como en el caso de “Te has perdido quién soy”.

¿Dónde te sientes más cómoda, en la música o en la poesía?

Me siento…pues no sé, la verdad que ha sido una experiencia maravillosa lo del libro, menos mal que después me atreví, porque al principio dije que no. Me ha gustado mucho la experiencia y ha sido muy enriquecedora, he aprendido mucho, he aprendido un hábito. Porque yo soy muy impulsiva a la hora de componer, y con el libro sin embargo sí que he aprendido un hábito.

¿O sea que tienes pensado repetir en algún momento?

No lo sé, no lo descarto… pero de momento estoy completamente centrada en Munay. Ya Mujer Océano se me mezcló con el DVD en directo que sacamos, con la promo y la firma del DVD y la gira, y ya era como un lío. Entonces ahora estoy completamente centrada en Munay, con toda mi energía y toda mi fuerza para Munay. Vamos a hacer cosas en común con “Mujer Océano” porque es como un bebé que tengo ahí y que tengo que darle todavía mucha vida. Pero para otro libro todavía queda mucho.

Siempre se ha dicho que en los momentos de mayor dificultad o de crisis, de épocas difíciles…es cuando más ha germinado el arte. ¿Crees que es así? ¿Que por estas razones tal vez se ha puesto de moda la poesía y la canción de autor?

Yo no lo sé, yo creo que en general las crisis son procesos de cambio, ¿no? Y sí creo que ahora mismo hay mucha gente con muchas cosas que contar, con mucho que decir y lanzando mensajes de todo tipo. Y yo creo que hay que estar ahí. Me repito, pero es que de verdad, no podemos conformarnos.

¿Con qué soñabas cuando eras pequeña?

Cuando era pequeña soñaba con tener una granja con muchos animales, y vivir en una granja. Yo de verdad que esto que dicen “¿de pequeña ya soñabas que ibas a ser una artista?” pues yo no. Yo de pequeña cogía un micro y ponía delante a todos los peluches como público, un micro de estos de broma que te regalaban los reyes con el típico equipo de radio y tal, o cualquier cosa que me sirviera de micro, y me ponía a cantar. Pero no sé, yo me imaginaba cuando escuchaba en mi casa a Raphael, a Rocío Jurado, o Ana Belén… ¡ah qué guay un escenario! Pero fíjate que yo soñaba con tener una granja (risas). (¿Y crees que vas a cumplir algún día ese sueño?) Pues yo no sé si una granja, ¡pero una casa con muchos animales seguro! (risas).

foto-2-1

¿Y con qué sueñas a día de hoy?

A día de hoy sueño con tener una vida muy larga en la música, ojalá se cumpla, y conseguir, subiendo escaloncitos, ir consiguiendo poco a poco metas, y seguir disfrutando, porque me considero una persona muy afortunada, que estoy viviendo un momento maravilloso y que estoy disfrutando como una enana. Entonces no quiero que acabe porque estoy haciendo lo que me gusta hacer, mi pasión, que es la música, y me está permitiendo vivir momentos inolvidables.

¿Qué le dirías a la Vanesa de pequeña, y qué crees que le diría la Vanesa pequeña a la Vanesa de hoy?

Yo a la Vanesa pequeña le diría “qué bien que sigues estando aquí”. Y la Vanesa pequeña yo creo que me podría decir perfectamente “¿y la granja?” (risas).

En otra de las canciones del nuevo disco, Nunca me conoció, dices una frase, “mirada inofensiva de los que nunca reclaman algo cómodo que sientes, pero nunca te desarma”. ¿Crees que en la actualidad, en general la sociedad, la gente, nos conformamos a la hora del amor, con ese algo cómodo que sentir pero que no nos desarma?

Creo que la zona de confort hay gente que la tiene muy arraigada, sí. Y quizá (en ese sentido) yo estoy en el momento más rebelde de mi vida.

Y ya para despedir esta entrevista, muchas gracias lo primero por dejarnos compartir este momento contigo, ¿nos dedicarías alguna frase que marca ahora mismo tu vida, o que haya marcado algún momento de tu vida? 

Rendirse no es una opción.