Durante los últimos años, las polémicas y reivindicaciones han estado servidas en una noche considerada como uno de los acontecimientos más importantes del Séptimo ArteLa 91ª gala de los Óscar hizo historia con mayúsculas, gracias a la diversidad que lució la entrega de premios.

En esta nueva edición, una de las primeras controversias se presentaba en diciembre tras la renuncia del actor Kevin Hart, tras haber salido a la luz varios tweets homófobos que había publicado en el pasado. Dejando a una gala ‘huérfana’ que se celebró sin anfitrión (hecho que no sucedía desde hacía 30 años) y que se dirigió sorprendentemente bien por parte de las diferentes celebridades que subieron al escenario para amenizar la ceremonia.

‘Roma’ a las puertas frente a ‘Green Book’

La protagonista de la noche fue la cinta Roma del director Alfonso Cuarón y producida por la plataforma privada Netflix. Sin embargo, el esperado premio estrella a la ‘Mejor Película’ le fue arrebatado por Green Book de Peter Farrelly, sobre la amistad entre el pianista de jazz Don Shirley y su chófer italiano durante un viaje de gira por el sur más profundo de Estados Unidos. Película que recibió dos premios más de las cinco categorías en las que su nombre aparecía: ‘Mejor Actor De Reparto’ (Mahershala Ali) y ‘Mejor Guion Original’.

De las 10 nominaciones que Roma había logrado obtener en las diferentes categorías, la película plasmó su huella cuando Alfonso Cuarón subió a recoger la estatuilla en tres ocasiones: ‘Mejor Película De Habla No inglesa’, ‘Mejor Director’ y ‘Mejor Fotografía’. Siendo la primera vez que una cinta se lleva durante la misma noche estos dos últimos premios. Una misma cifra de nominaciones compartía La Favorita, que solo obtuvo el Óscar de Olivia Colman como a la ‘Mejor Actriz’, frente a Glenn Close y Yalitza Aparicio.

La cinta mexicana disfrutó de esta triple victoria agridulce enviando un mensaje reivindicativo, que fue apoyado y expresado con acento español. Sin duda de los momentos más comentados de la noche destacan los protagonizados por Javier Bardem y su discurso en español, así como la presentación de la película mexicana ofrecida por el chef español José Andrés, en el que alegó a favor de los inmigrantes y de las mujeres.

Oscars (not) so white

Cuatro años después de iniciarse el famoso movimiento #OscarsSoWhite, se puede vislumbrar los primeros pasos de ese cambio que muchos en la Industria del cine estaban esperando.

Black Panther sacó las garras a la hora de protagonizar dos entregas de Óscar a las primeras mujeres afroamericanas en recibir el premio al ‘Mejor Diseño De Vestuario’ (Ruth Carter) y al ‘Mejor Diseño De Producción’ (Hannah Beachler), haciendo triplete co el Óscar a la ‘Mejor Banda Sonora’.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

@therealruthecarter holds her Oscar with a smile. She’s the first African-American woman to win the award for Costume Design. #Oscars

Una publicación compartida de The Academy (@theacademy) el

Infiltrado en el KKKlan recibió el premio Óscar al ‘Mejor Guion Adaptado’ y, de nuevo, la 91ª edición sorprendía cuando Peter Ramsey, Spiderman: un nuevo universo, pasó a ser el primer afroamericano en ganar el premio a la ‘Mejor Película de Animación’.

La música protagonista durante la gala

Queen demostró que sigue arrasando ya sea en el escenario, cuando la banda británica (Brian May y Roger Taylor) tocó junto al cantante Adam Lambert, realizando una actuación de apertura que puso en pie a todos los invitados. Así como en la “Gran Pantalla” con la obtención de cuatro de los cinco premios en los que estaba Bohemian Rhapsody como película nominada, incluyendo el Óscar al ‘Mejor Actor’ que ganó Rami Malek por su papel de Freddie Mercury.

Bohemian Rhapsody/ Fuente: Youtube

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

The legacy of Freddie Mercury lives on. @ramimalek with his Oscar for Best Actor.

Una publicación compartida de The Academy (@theacademy) el

A medida que se celebraba la entrega de los premios, una segunda actuación encendía las redes sociales. Lady Gaga al piano junto a Bradley Cooper cantaron a dúo “Shallow”. El tema principal de Ha nacido una estrella se llevó el premio a la ‘Mejor Canción Original’ y se coronó como uno de los momentos más emotivos de la gala.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]