Editorial Ediciones Revólver: “Hacer que se pague por un bien que puede obtener gratuitamente es imposible”

Dos argentinos hacen las maletas y llegan a Madrid, tras una melancolía por el mar (a lo Alberti) deciden hacer las maletas, de nuevo, e ir a Barcelona. Allí deciden hacer de su pasión: la lectura, un negocio infructuoso pero plenamente cultural. Podría ser el argumento de la próxima película de Woody Allen… pero no, es la vida e historia de Alejandro y Natalia creadores de la editorial Ediciones Revólver.

entrevista ediciones revólver

Entrevista Ediciones Revólver

¿Cómo acaban dos argentinos en Barcelona y montando una editorial? ¿Cómo surge la idea?
A- En realidad vinimos a Barcelona en 2009 (desde Argentina) en plena crisis económica, y ya escribíamos allí, ya teníamos marcado el rumbo hacia lo literario y la escritura. Teníamos dos metas Madrid o Barcelona, y yo nací en una zona costera y la lejanía del mar me generaba melancolía, por lo que estuvimos un tiempo en Madrid y en cuanto pudimos vinimos a Barcelona por la cuestión del mar.

¿Por qué en internet? Supongo que cuestión económica…
N- En parte… es obvio que la cuestión económica es importante pero también poder estar en contacto con la literatura que nos estaba formando y que elegíamos en Argentina. Internet da acceso a que nos puedan leer tanto gente de allí como de aquí.

¿Cuál es el beneficio más provechoso de internet?
A- Es un territorio cruzado, a nivel cultural lo que genera internet te permite un diálogo con personas de cualquier parte del globo.

Vosotros, como personas que estáis dentro de este mundillo… ¿habéis notado cierto pasotismo en cuanto a la escritura?
N- La profundidad o el tiempo de pensar lo que se escribe es distinto. Internet permite una edición automática y los textos tienen un calidad diferente, veo más gente que está escribiendo o que sabemos que está escribiendo y creo que se escribe y publica más pero parece que el lector no abarca a leer todo, es un escándalo la cantidad de textos que se escriben y la facilidad de editar no ayuda, todo el mundo puede publicar y  cada vez es más difícil llegar a los lectores.

¿La corrección de los textos corre de vuestra cuenta?
A- Sí, la hacemos nosotros.
N– Notamos mucha diferencia entre los jóvenes y los mayores ya tienen un recorrido de creación.

Escribimos fatal… (risas)
N- Los jóvenes en seguida  dan por terminada la obra o el texto y nosotros vemos que queda más trabajo con la palabra. También es cierto que le dan gran ligereza y rapidez a los textos. Hablan de cosas reales, con un lenguaje más urbano de lo que estábamos acostumbrados y  mucho más cercano a la calle.
A- La juventud tiene una escritura más descuidada, aunque hay autores jóvenes que sí la trabajan, pero la tendencia general es trabajar con lo inmediato, con lo contemporáneo son los rasgos más propios de escritores jóvenes.

¿Cómo llegáis a contactar con el escritor?
A- Solemos contactar con los autores que no interesa publicar y vamos recibiendo cada vez más trabajo de gente que nos envía su proyecto,  vemos ese doble movimiento, también nos centramos en la búsqueda por internet o a través de recomendaciones.

¿La competencia con las grandes editoriales es imposible, no?
A- No competimos (risas). La idea es tener a mano un catálogo y que la gente vaya conociéndonos a nosotros y a los autores. No nos interesa, ni podemos meternos en  la vorágine que significa el mundo editorial. No tenemos los recursos humanos ni económicos, cada uno trabajamos, somos dos personas y dos colaboradores

N- Ellos se dedican a cosas específicas como las portadas… Ariel hace los booktrailers que están muy bien.
A- Son como un corto para promocionar el libro.
N- Le pasamos el texto a Ariel y él busca actores y luego nos entrega un corto de un minuto con el booktrailer.

Soy un amante del libro escrito, me encanta tocarlo, olerlo… ¿cómo me llevaríais al lado oscuro?entrevista ediciones revólver

A- Yo te llevaría a Argentina (risas) donde no es tan fácil obtener en la librería más cercana a tu casa el libro que deseas.

N- Yo creo que una cosa no quita a la otra… son complementarios, nos podemos nutrir de las dos cosas y complementarlas, nuestra idea es hacer unos libros que puedan ser portátiles,  los puedas llevar en el teléfono y puedas leer mientras vas en el autobús o en la sala de espera del dentista. También buscamos libros extensos e Internet ayuda a investigar sobre los propios autores.

A- En un imprevisto en el que no tienes un libro encima, si tienes conexión a Internet puedes leer tu libro, obviamente si a mi me dejas elegir también me quedo con el libro escrito. Pero como decía son complementarios entre ellos. Forma parte de nuestra cultura, todavía falta un salto evolutivo de los soportes de lectura.

¿Qué tiene de nuevo vuestro proyecto? 

A- Yo creo que no tenemos un vocación rompedora o vanguardista, esto no quita para que no podamos publicar libros que sí lo sean, pero no es una línea fundamental de la editorial. Nosotros leemos un libro si nos gusta vamos adelante con ello. Puede ser novedoso, o no, pero no vamos per se a lo nuevo. Hemos publicado un libro de David Wagner, es un poeta argentino que vive en Israel, y es una poesía rompedora.

N- Nuestros autores son más rompedores que nosotros, queremos hacer cosas que no estén publicadas, queremos escritores nuevos que no sean conocidos, por ejemplo José Antonio Rosales Robles es un poeta que nosotros conocimos en un colectivo de un cabaret donde una movida muy interesante. Va la gente, leen poesía, ponen música y hay gente que tiene su propio público se saben sus poemas, y nos pareció muy interesante hacer una edición de sus poemas ya que al ser de un pequeño ámbito no era conocido, con cada autor hay un motivo por el que nosotros decidimos editarlo.

A-También tiene que tener cierto nivel, y que la lectura de su texto sea una experiencia grata, como lectores que encontremos cierta vibración y juego con el lenguaje, tiene que conmover o hacernos reír.

¿Habéis dicho alguna vez que no?

A- Si, muchas veces te llega material , y o son muy muy extensos o no se ajusta a lo que queremos…

N- Nos llegaron un par de novelas policiales, y estaban bien, dentro de ese género, pero no vimos nada de diferente en comparación con el resto de novelas policiales, y no nos pareció que tenía que ver con nuestra editorial. La figura del lector casi evoca la del escritor, y en las editoriales como las nuestras que son pequeñas, nos llega mucho material de gente que ha escrito pero le falta mucho recorrido. Nos llega mucho material con una idea interesante pero con falta de recorrido, así que les decimos que sigan enviado para esperar una evolución

Tengo la sensación de que el ensayo y la poesía están un poco en decadencia…
A- La poesía creo que nunca tuvo mercado (risas), nuestro fuerte es la narrativa, también es lo que más leemos, en el ensayo a parte de que nosotros somos eventuales lectores de ensayos. No nos queríamos cerrar la posibilidad. Lo que pasa es que vivimos una época donde estamos muy perdidos, nos sabemos como gestionar los volúmenes de información  a los que estamos sometidos. Creo que dentro de diez años van a haber ciertas perspectivas diferentes.

¿Cómo obtenéis beneficios económicos?

N- No tenemos (risas)

A-En un principio estaba la intención de un cobro opcional y es el sistema que tenemos de donaciones. No nos gusta que los libros sean gratis porque lo libros tienen un valor, tiene un trabajo de edición. En este momento priorizamos en la construcción de un catálogo y que la gente nos vaya conociendo antes de conseguir un rédito económico inmediato. Es un desafío pendiente encontrar la forma de financiarnos, para los autores y todos los que estamos implicados en el proceso, hacer que la gente pague por un bien que puede obtener gratuitamente es imposible y ya lo hemos comprobado.

¿La cultura tiene un valor de mercado pequeño?
A- Hay muchos sectores de la industria cultural que están en crisis, hay muchos modelos de negocio culturales que ya no funcionan. La punta de la lanza es la música, con el mundo web en el periodismo, por ejemplo, está pasando con la caída del periodismo escrito, y en el mundo editorial sin duda con la proliferación de editoriales digitales pequeñas. En el campo del libro electrónico no hay un modelo de negocio viable y es poco el porcentaje de libros que se digitalizan en función del número de libros editados.

N- Es curioso porque el libro digital es mucho mas barato, y esto es un motivo por el que están en crisis.

Yo sí que entiendo que pueda ser caro, aunque no me puedo permitir comprar un libro cada dos semanas, pero si entiendo que este mercado es complicado… es una disyuntiva difícil.
N- La gente que más quiere leer no puede acceder o es gente que está estudiando, que creo que es el momento en el que más se lee.

A- Tampoco se pude generalizar…

entrevista ediciones revólver
Alejandro y Natalia, creadores de la Editorial Ediciones Revólver

¿Tenéis a la administración catalana cerca o lejos? ¿algún tipo subvención?
A- No les hemos visto las orejas…

N- Nuestra aparición es…

A- Silvestre (risas)

N- En pleno auge del independentismo una propuesta como la nuestra… no lleva a nada.

A- Además deberíamos hacer ediciones bilingües para poder tener una subvención, y no estamos cerrados a textos en catalán. Es un contexto donde conseguir dinero del Estado es bastante complicado…

Se os va conociendo poquito a poco en Barcelona, ¿se os conoce en otros puntos de España?

A- Yo lo centraría en Argentina y España porque tenemos lectores en Madrid y Andalucía.

¿Un proyecto a corto y largo plazo?

A- A largo plazo obtener financiación y un catálogo más amplio y llegar a los lectores.

N- Conseguir que más escritores se unan al proyecto, no ganamos dinero y por lo tanto no pagamos al autor, esto ayuda con lo que se da un equilibrio entre autores que aportan sus texto y nosotros, es necesario que otros escritores se sumen al proyecto y es importante que nosotros no los condicionemos con los derechos y este tipo de cosas, cada autor con su obra puede hacer lo que quiera.

A- No pedimos exclusividad, cuando quieran sacar su obra la sacan.

N- Damos facilidad para que autores nuevos puedan publicar…

¿Qué  aportáis al mundo literario?

N- De momento aportamos los cinco libros que tenemos publicados.

A- Si vienen más pues se estudiarán…

Me refería a una visión más filosófica…

N- Yo creo que tiene que ver con cada libro, nosotros queremos sacar un libro de un escritor concreto, vamos a reeditar obras para poder recuperar a escritores.

A- Virginia (una autora) escribió durante 20 o 30 años sin publicar nada, siempre lo hizo de un modo  privado, y es ahora cuando nos hemos encontrado con esto (su libro) y es muy valioso. No era para evitar una repuesta, sino que el aporte que podemos hacer nosotros está en cada libro. Somos como un vehículo.

Send this to a friend