¿Qué es un best seller?

escrito por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Un best seller, en este caso literario es, básicamente, un libro que se vende mucho. No hay más. Sin embargo, el debate llega cuando se discute sobre si un best seller es o no un libro de calidad. Las opiniones son tan diversas como individuos existen.

En los últimos años la palabra best seller se ha convertido en una expresión un tanto despectiva hacia los autores de grandes éxitos, cuyas obras son calificadas como comerciales y de baja calidad. Cada vez se establece más la idea de que un best seller es como una superproducción cinematográfica hollywoodiense: un producto dirigido a un público que no busca complicaciones ni grandes reflexiones, simplemente disfrutar de una historia emocionante en un formato sencillo.

Best Seller

Best Sellers || Flickr

Y es normal que se piense así, pues la mayoría de best sellers son libros de lenguaje y lectura fácil, apto para cualquier público, con historias previsibles y con una portada y encuadernación atractivas.

¿Es realmente la palabra best seller peyorativa?

No debería, ya que dentro del saco de las novelas más vendidas se encuentran también autores como Cervantes, Shakespeare, Tolkien, Dickens, Tolstoi, Vargas Llosa o Jane Austen. Nadie duda de la calidad poética de estos escritores. Todos han sido y son best sellers, pero considerados de culto.

Umberto Eco fue uno de los primeros autores en demostrar que lo masivo no tiene por qué ser malo con su novela policial “El nombre de la rosa”. La novela se sitúa en una abadía de la Edad Media, por lo que tiene una gran carga histórica-cultural. A pesar de haber sido escrita por un catedrático filósofo semiótico, es una novela entendible por cualquier lector. Este tipo de lecturas tienen el nombre de best seller de calidad.

¿Cuál es la diferencia entre un best seller comercial y otro de calidad?

Por un lado está el tiempo. De ahí la existencia de los clásicos y de que libros tan antiguos como Don Quijote sigan haciendo negocio a día de hoy. Este tipo de novelas que están en continua venta son denominadas long sellers. Los clásicos nunca mueren, mientras que los best sellers comerciales, precisamente por ese target que busca emociones fugaces, se quedan en el olvido con el paso de los años.

Por otro lado, los libros de calidad tienen como hándicap la gran promoción de la que disfrutan los best sellers comerciales por parte de los medios de comunicación, cosa que facilita que sean precisamente libros muy vendidos. Y no solo eso, sino que explotan la novela hasta el punto de sacar una película taquillera de la misma, un CD con el soundtrack, diversos accesorios y hasta juguetes sexuales.

Toda esta explotación invita a comprar, y con suerte leer, la novela a todas aquellas personas que no lo habían hecho previamente. Si no fuera por esa fuerte publicidad, probablemente muchas novelas comerciales habrían quedado en el olvido nada más ser publicadas, y otras más de culto no habrían sido eclipsadas.

Aunque la diferencia más clara está en la ya mencionada calidad literaria. A continuación os dejamos con el párrafo inicial del texto El avión de la Bella Durmiente de Gabriel García Márquez, en el que describe a una chica en su primer encuentro con ella:

«Era bella, elástica, con una piel tierna del color del pan y los ojos de almendras verdes, y tenía el cabello liso y negro y largo hasta la espalda, y una aura de antigüedad que lo mismo podía ser de Indonesia que de los Andes. Estaba vestida con un gusto sutil: chaqueta de lince, blusa de seda natural con flores muy tenues, pantalones de lino crudo, y unos zapatos lineales del color de las bugambilias. “Esta es la mujer más bella que he visto en mi vida”, pensé, cuando la vi pasar con sus sigilosos trancos de leona, mientras yo hacía la cola para abordar el avión de Nueva York en el aeropuerto Charles de Gaulle de París. Fue una aparición sobrenatural que existió sólo un instante y desapareció en la muchedumbre del vestíbulo.»

merchandising

Merchandising de 50 sombras de Grey

Ahora, la descripción que se hace de Christian Grey en su primera aparición en la novela “Cincuenta sombras de Grey”:

«Muy joven. Y atractivo, muy atractivo. Alto, con un elegantísimo traje gris, camisa blanca y corbata negra, con un pelo rebelde de color cobrizo y brillantes ojos grises que me observan atentamente. Necesitó un momento para poder articular palabra.»

¿Son realmente estos los best seller comerciales lacras literarias?

No. Es cierto que para el amante de la literatura un best seller comercial puede parecerle un libro aburrido y sobrevalorado en el que “se da todo hecho”. Sin embargo ocurre que, por ejemplo, según el CIS, el 35% de los españoles no lee nunca o casi nunca. Lo ideal sería leer novelas de culto, pero quizá sea mejor leer algo menos intelectual a no leer nada. Es como la construcción de una casa: no se puede comenzar por el tejado, hay que hacerlo desde abajo.

Tener una base sólida, que en este caso sería tener un hábito de lectura. Mejor comenzar leyendo novelas de adolescentes del tipo “Crepúsculo” e ir ascendiendo en el escalafón poético hasta llegar a una literatura superior, antes que no leer absolutamente nada. Incluso se podría decir que los libros comerciales son necesarios para una sociedad cuyos hábitos de lectura son nulos, pues consiguen que el público se enganche a la literatura, aunque sea “de la mala”.

Aún así, las novelas comerciales no deberían tener esa difusión tan desmedida por parte de los medios. Esto no hace más que cerrar puertas a buenos escritores que solo buscan una oportunidad, a la par que cualquiera con algo de suerte, cualquiera, puede hacerse escritor y además rico.

Se debería promover la literatura en general, tanto la comercial como la culta en misma escala, y hacer una distinción bestsellerística entre “libros para principiantes” y “libros para lectores avanzados”. No publicar hasta la saciedad en todos los formatos posibles novelas de lectura fácil como si fueran hitos que marcan un antes y un después en la historia de la literatura.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿QUIERES APOYAR A LE MIAU NOIR?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on telegram
Telegram

CONTINÚA LA LECTURA...

Borges y la filantropía miserable
En aquellos años el curso comenzaba avanzado el mes de octubre. Dos compañeros argentinos se pasaron...
El tabú de ‘querer morirse’: una historia real
‘Querer morirse’, un mito romántico que ha llevado a muchos a relacionar el suicidio con la pasión de...
“El idioma se está perdiendo”, un concepto totalmente erróneo
Se ha vuelto una noble faena el tratar de preservar el uso de la lengua madre a cualquier costo que la...

EL AUTOR DEL TEXTO

Dejar un comentario

Al utilizar este formulario, acepta que este sitio web almacene y maneje sus datos.

El mundo no es fácil y aunque estamos en contra de ponerle puertas al campo nos vienen obligando a avisarte de que utilizamos cookies (no de las de comer, aunque nos pese) de las propias y de las de terceros con el objetivo de recopilar datos para después poder mostrar publicidad. Si quieres, puedes leer el resto de texto, aunque te recomendamos que mejor leas un artículo. Acepto Leer más

Política de cookies