ARTÍCULO PATROCINADO

La trigésima octava edición de ARCO, que se celebra en IFEMA del 27 de febrero al 3 de marzo, tendrá al país incaico como uno de los principales atractivos.

El arte es un vehículo de cambio, la primera ficha que cae del dominó que lo mueve y descoloca todo. El arte da la posibilidad de tender puentes, de comunicar, de empatizar, de conocerse sin prestar atención a las capas superficiales viajando hasta el interior, el corazón, de una cultura, una sociedad, un pueblo, una civilización, una lengua. Se dice que para conocer esas otras culturas y sociedades hay que viajar. Y lo bueno del arte es que viaja y hace viajar, a veces, sin necesidad de moverse del sitio en que se está. Esa posibilidad existe gracias a eventos dedicados a la promoción del arte. Eventos como la Feria Internacional de Arte Contemporáneo, ARCO que este año tendrá al Perú como invitado especial, que dispondrá de diferentes espacios y 16 actividades paralelas, además de foros y coloquios, y la exposición de las obras de hasta 23 artistas peruanos.

Olinda Silvano pintando uno de sus murales | Fuente: Perú en ARCO, que forma parte del programa paralelo

Así, Perú invita a asomarse a la profundidad de sus artes visuales para acercar una cultura artística algo desconocida para muchos, marcada por la presencia de lo tradicional y lo contemporáneo en una simbiosis, en ocasiones arriesgada, pero certera, que tiene como punto de encuentro las raíces andinas, indígenas y amazónicas del pueblo peruano. Una especie de mirar hacia delante sin dejar de mirar hacia atrás, en un vaivén de creación constante que viaja entre lo local y lo global, lo originario y lo foráneo.  

Mural de Elliot Túpac, parte de las actividades paralelas en el marco de ARCO. | Fuente: ARCO PERÚ

Entre los temas más recurrentes en las creaciones de los artistas peruanos, cuyas obras se exponen en las distintas galerías de ARCO 2019, destacan el compromiso con la historia de Perú, la reflexión sobre el impacto de los procesos industriales en el entorno natural, la influencia del colonialismo en relación a la naturalización de ciertos criterios étnicos, raciales o de clase, o la exploración del cuerpo desde el punto de vista de la fragilidad y la capacidad de percibir a través del tacto.

Teniendo en cuenta las características y la esencia de las obras que se presentan, la disposición de estas ha querido alejarse del concepto de feria para aproximarse al punto de vista expositivo, que pretende generar una emoción y conectar directamente con el público.

Entre las obras y artistas representados se pueden reconocer distintos perfiles, desde fotógrafos hasta diseñadores gráficos. Cabe destacar, por ejemplo, el trabajo de Claudia Martínez Garay. La artista plástica reflexiona en su obra acerca de la historia y de cómo la forma de recordar y de contar influye y determina en la memoria colectiva. Lo hace a través de técnicas como el borrado, la deconstrucción y la reinterpretación y configuración de imágenes. De este modo, cuestiona el control ideológico a través de la historia.

“The Leftlovers” de Claudia Martínez Garay |Fuente: Claudia Martínez Garay.

En esta misma línea de crítica social se encuentran también las propuestas del pintor y artista plástico Miguel Aguirre. Su obra reflexiona sobre el tipo de sociedad en la que vive y cómo evoluciona, y en ella representa temas cotidianos que involucran y preocupan a la mayoría de la población. En IFEMA 2019 se exponen cuatro obras textiles de Aguirre, con las que pretende mostrar y denunciar la alienación y subordinación provocadas por las nuevas tecnologías.

“Políticas de lo psicosocial II. Vi que tu mirada ya estaba llamándome. Muéstrame el camino que yo voy, 2018” de Miguel Aguirre. | Fuente: Miguel Aguirre.

Sin embargo, la creación en el arte tiene otra perspectiva para Rita Ponce de León, dibujante y también artista plástica, quien reconoce el cuerpo como punto de partida para sus obras. Más concretamente la relación del cuerpo y el mundo, especialmente a través de la danza, del movimiento. Para esta artista, la experiencia física e intuitiva es la clave en el proceso de aprehensión del mundo. Es lo que pretende mostrar a través de sus dibujos, producidos en relación al cuerpo y su movimiento y prestando especial atención en su montaje y disposición.

“Con tus propias manos. 2014” de Rita Ponce de León | Fuente: Rita Ponce de León.

Perú se viste así con sus mejores galas y abre las puertas de su casa, de su maloca amazónica, para dejar al público sentir sus raíces, su realidad, su estilo de vida, su historia. Si el arte es un reflejo de lo que una cultura siente y es, Perú viene dispuesta ser, estar y sentir en Madrid, de la mano de sus mejores artistas.

 

Para más información, visita www.arcoperu.pe

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]