Moscú 3.442

“Moscú (3.442 km)”: la búsqueda de la felicidad

La felicidad está en el lugar que uno desee. Esta es un acto personal donde cada individuo toma aquello que ejemplifica para él la alegría de vivir, de una u otra manera. Tal vez la felicidad se esconda tras recibir una carta de un certamen de literatura, asistir al concierto de tu grupo favorito o, como en el caso de la obra Moscú (3.442 km), lograr vivir en una ciudad que añoras y echas en falta.

El concepto de felicidad

En esta obra ―representada todos los viernes de marzo en Nave 73, Palos de la Frontera― se plantean estos conceptos desde el prisma de tres personajes que añoran volver a Moscú, pero a los que el trabajo, la compra en el supermercado o el matrimonio, impide tal sueño. Es por ello que, desde el primer acto hasta el último, Moscú (3.442 km) aborda el concepto de la lucha por los sueños y pretender hacer aquello que una persona no se atreve a intentar siquiera.

Moscú (3.442 km) Teatro Antonio Lafuente Patricia Benedicto Elena Corral Laura Lorenzo
Moscú (3.442 km) – Antonio Lafuente en una de las escenas de la obra

En este concepto de la obra escrita por Patricia Benedicto, inspirada en Las Tres Hermanas de Chéjov, se sumerge al espectador en una sucesión de temas en las que las preguntas, muchas veces, quedan abiertas a  la imaginación del público. Los asuntos planteados abordan temas como el amor, las metas personales, la amistad o la familia, por lo que con facilidad el espectador se sentirá conmocionado por alguno de sus diálogos.

La inspiración en la obra de Chéjov está ahí, se palpa, pero de forma muy difuminada y se podría decir que meramente anecdótica. Existen momentos en los que los actores Elena Corral, Laura Lorenzo y Antonio Lafuente hablan desde ellos mismos, obviando a las tres hermanas protagonistas del clásico ruso. Es entonces cuando la obra se siente humana, y los actores se desnudan emocionalmente para ofrecer temas que enganchan con la realidad. En Moscú (3.442 km) está el alma de estos actores, sus heridas y su propia simbología de la felicidad.

Moscú (3.442 km) Teatro Antonio Lafuente Patricia Benedicto Elena Corral Laura Lorenzo
Los protagonistas de Moscú (3.442 km)

Una realidad que, dramatizada, permite al espectador conservar un aura filosófica a su salida del teatro. Un cúmulo de pensamientos en los que Moscú es el punto clave, el sueño de todo ser humano, la representación de la utopía en muchos de los casos. En la propia obra, los actores representan qué es para ellos Moscú, dónde se encuentra la felicidad para ellos mismos y qué obstáculos impiden que el mismo se cumpla.

La puesta en escena pasa por un salón ruso o la representación de un segundo salón más convencional, siendo esta última la más asidua dentro del atrezzo. Es en él donde se nos presentan los debates filosóficos acerca de la vida, el trabajo o el amor mientras los actores hablan, juegan, se ríen o fingen el llanto. En Moscú (3.442 km), no solo el guion se traslada a un prisma real, sino que también los pequeños detalles juegan este papel.

Moscú (3.442 km) Teatro Antonio Lafuente Patricia Benedicto Elena Corral Laura Lorenzo
Moscú (3.442 km)

Moscú es…

El resultado para el espectador tras 80 minutos de representación es el de haber sido partícipe de la confesión de tres personas y, en ciertos momentos, haber encontrado la identificación con los problemas sacados a escena. Hay un Moscú para cada persona. Diferentes Moscú que, si bien pueden asemejarse entre sí, no estarán planteados bajo el mismo prisma. Moscú (3.442 km) habla de lo humano, de las metas, del llanto, de la alegría, de la desesperación y de todo lo que conforman las preocupaciones de quienes habitamos este mundo.

Send this to a friend