Muchas de las enfermedades infecciosas actuales -y no tan actuales- están causadas por virus: desde un simple catarro al SIDA, pasando por el sarampión. Pero, ¿qué es un virus? Realmente a la comunidad científica le ha costado mucho ponerse de acuerdo en una definición acerca de si son seres vivos o no, sin embargo podemos acuñar una definición como esta: los virus son agentes infecciosos que infectan células, no son células, pero infectan todo tipo de células, desde células animales a bacterias, pasando por células vegetales u hongos.

Uno de las características principales de los virus es su pequeño tamaño. En general se encuentran entre los 20-300 nanómetros. Por ejemplo, uno de los virus más pequeños es el causante de la poliomielitis con tan solo 20 nanómetros de diámetro. En el punto final de esta frase, un espacio mínimo, pueden caber más de 50.000 virus de la poliomielitis.

cap5

Este genoma se encuentra rodeado de una estructura que lo protege y ayuda a la entrada del virus en la célula que infecta: la cápside proteica. Esta cápside puede tener dos estructuras distintas helicoidal o icosaedrica. Otros virus presentan una membrana secundaría que se denomina envoltura, es propia de virus más complejos. Como se puede ver la estructura de los virus es muy diversa y cada uno tiene sus propias características. Las células o las bacterias tienen ADN o ARN, sin embargo los virus solo tienen un tipo de ácido nucleico que conforma su material genético ADN o ARN, pero nunca ambos. Aunque a simple vista la estructura es muy simple, no todos los virus son iguales y hay muchos tipos de virus distintos.

Una característica fundamental, es que son parásitos intracelulares obligados, esto significa que todos los virus necesitan para multiplicarse otra célula, tienen que entrar en ella y utilizar los recursos de la célula en la que se hospedan para su propio beneficio. La célula huésped que alberga el virus deja de realizar sus funciones propias para trabajar para el este, sintetizando los distintos componentes que lo conforman y multiplicándolo.

El conocido virus del ébola

El conocido virus del ébola

Lógicamente no todo es tan simple, el ciclo de multiplicación de un virus en una célula está formado por varias etapas: unión a la superficie de la célula, entrada en el interior celular, multiplicación de las partes del virus –integración y transcripción-, ensamblaje de los componentes del virus y salida al exterior para comenzar una nueva infección.

Y nosotros ¿qué podemos hacer contra estos pequeños seres que se encuentran al acecho? Realmente suele ser complicado luchar contra ellos, debido a que los medicamentos usados para destruirlos tienen que afectar al virus y no a la célula que los crea.

Ciclo de multiplicación del VIH

Ciclo de multiplicación del VIH

Es más difícil crear medicamentos contra ellos, es cierto, pero no todo es oscuro y catastrofista, simplemente es una carrera de fondo. Se han diseñado fármacos que pueden actuar en las distintas etapas del ciclo de replicación viral. Medicamentos que bloquean la unión del virus a la célula, otros que impiden que se dé la fusión del virus y la célula, medicamentos que inhiben la replicación del genoma viral o inhibidores de la maduración final del virus.

Conocer el ciclo de los virus en el interior de la célula nos ayuda a luchar contra ellos. Por desgracia, la capacidad de cambio y mutación que poseen los virus es extraordinaria, lo que les otorga resistencia a los fármacos a los que antes eran susceptibles. Es una lucha continua, es la hipótesis de la reina roja, aunque de eso ya hablaremos en otro momento.

Entrando en este enlace podréis descubrir de manera interactiva la escala de los virus frente al universo. Porque estos seres microscópicos nos acechan en cada rincón, pero por fortuna estamos preparados para enfrentarlos.

Send this to a friend
[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]