Cuando el placer se vuelve cotidiano, su valor desciende abrupto hacia el abismo necio de la incomprensión. Cuando algo que antes parecía increíble e impresionante termina resultando aburrido al poseerlo, los sueños de unos pocos se funden con la papelera en la que dudaban de sus propias ideas. Muchos luchan porque eso deje de ser así. Otros simplemente son indiferentes al esfuerzo de quienes tienen la esperanza de mantener el valor del esfuerzo y la ilusión de hacer que la música siga siendo arte.

Antecedentes

La música ha estado presente en la historia desde que se tienen registros. Ha representado una forma de expresión como ninguna otra, en la que puedes encontrar inspiración de muchas maneras distintas. Se ha popularizado de tal modo que, en nuestro tiempo, es tratada como un producto de consumo masivo más.

Existen diferencias entre quienes valoran la música como arte y los que la escuchan como algo cotidiano, siendo éstos segundos quienes dibujan una cuota de mercado más amplia y, por lo tanto, los que demandan menos calidad a la hora de escucharla.

El primer paso para el acercamiento de la música al entorno doméstico lo dio Tomas A. Edison en 1877 al inventar el fonógrafo. Desde los primeros tubos de cera, cuyo proceso de reproducción era similar al actual vinilo, con el sonido impreso en surcos de distinta amplitud, hasta la música digital que se consume en nuestros días. Todos han sido el medio a través del cual la música se ha hecho algo tan cotidiano.

Música de Consumo Thomas A. Edison

Edison con su segundo fonógrafo en 1878 || Fuente: wikimedia.org

Evolución

El disco de vinilo fue el estándar de reproducción musical desde 1919, que perduró hasta 1983 con la introducción del compact disc. Por aquel entonces, el punto intermedio entre los discos de vinilo y compactos fue la cinta de casette. La mayor parte de la fama de este formato residía en la comercialización de cintas en blanco, de tal modo que se podían grabar vinilos y compact discs prestados, lo que representaba una forma mucho más económica de escuchar música.

La cinta de casette era un formato más cómodo que el vinilo, ya que su tamaño era mucho menor, pero la calidad de sonido era peor. Por contra y aprovechándose del pequeño tamaño del formato, Sony inventó el reproductor portátil de casettes, más conocido como walkman, en 1979. Aquello supuso una revolución, un gran cambio en el modo en que la gente escuchaba su música y un aumento sin igual en su consumo. A partir de ese momento nada sería igual.

Revolución

Sony se irguió como el precursor de los formatos portátiles, patentando posteriormente el Discman o reproductor de discos compactos portátil, y el mucho menos exitoso Minidisc. El Minidisc reducía considerablemente el tamaño del disco y presumía de mejor calidad que su “hermano mayor”, pero no gozó de suficiente fama y se dejó de comercializar muy pronto.

Tras esto, en 1993 y en pleno auge del Discman, surgió el llamado MP3. El MP3 es un formato de archivo de audio comprimido con pérdida de calidad que puede llegar a ocupar mucho menos espacio que un archivo WAV, el formato estándar de audio.

Música de Consumo Minidisc de Sony

Minidisc de Sony || Fuente: i.blogs.es

Debido a este revolucionario formato, que ahorraría mucho espacio de almacenamiento en dispositivos de todo tipo, surgieron plataformas de intercambio de archivos que harían mucho más fácil compartir música con personas de todo el mundo. Un claro ejemplo fue Napster, la plataforma más famosa de intercambio de música en MP3 del mundo, que acabó desapareciendo en pos de la propiedad intelectual.

El único inconveniente, a pesar de que posteriormente vieran la luz formatos como el OGG cuya calidad de sonido es mejor que la del MP3 con similar reducción de espacio, fue precisamente eso, la pérdida de calidad. La aparición del MP3 provocó que la industria se decantase por dicho formato, dado el ahorro de espacio en dispositivos de almacenamiento portátiles.

El movimiento más inteligente en 2001 lo hizo Apple, inventando el iPod, su reproductor portátil de MP3 con formato de compresión propio, el AAC. A su vez y de manera simultánea, Apple lanzó iTunes, el software necesario para la gestión de archivos de iPod y tienda de música online. Una auténtica revolución de la industria.

Declive

Pero no todo iban a ser buenas noticias. Desde 2001 hasta nuestros días los formatos han ido evolucionando, si bien la calidad musical general en declive ha hecho que música como el Jazz, Soul y Funk sean ya considerados como música de culto. Un cambio en los gustos y una adaptación no del todo necesaria a la reducción del almacenamiento de archivos, unido al desarrollo informático de herramientas de producción musical, han deteriorado la calidad de las producciones. Sobre todo, de la reproducción de la misma.

Los ingenieros, los productores y los artistas invierten tiempo, dinero y esfuerzo en conseguir un producto lo más perfecto posible. Sin embargo, la mayoría de las veces, ese producto cuasi perfecto es reproducido en formatos y medios que restan en un gran porcentaje la calidad.

Música de Consumo Diferenciales vinilo y CD

Diferencia de volúmenes entre vinilo (arriba) y CD (abajo) || Fuente: gearslutz.com

Por otro lado, la existencia de la guerra de volumen o Loudness War, que implica una especie de guerra que apuesta por sonar lo más alto posible sacrificando calidad, es cada día más frecuente. El álbum que mejor refleja esto es “Death Magnetic” de Metallica, lanzado en 2008 y considerado como uno de los álbumes con peor sonido de la historia.

La industria musical más comercial se encuentra en un momento en el que premia más la rentabilidad que crear obras de arte. Se banaliza el esfuerzo y la inversión de los artistas, o se minimiza la producción en exceso, creando patrones similares que diferencian muy poco unas producciones de otras. Y es que no todo el mundo aprecia los detalles, simplemente buscan el consumo rápido y fácil de sus canciones favoritas. Así es como el arte se convirtió en producto.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]