En el 14 de septiembre de 2017 falleció, a los 56 años, el baterista Grant Hart, miembro fundador de Hüsker Dü, influyente trío de rock estadunidense de los 80. Aunque todavía resulta una banda poco conocida, tuvo una gran relevancia por hacer de puente entre el hardcore ácido y el peso melódico, con un poco de experimentación, que luego serían la tendencia en el rock de los años 90 con bandas como Nirvana y Foo Fighters.

Hijos directos de la primera generación del punk rock  de EE.UU, el grupo se formó al final de los años 70 en el estado de Minnesota. La banda tuvo fases distintas a lo largo de los años 80, tocando desde el hardcore, pasando por un estilo muy particular que combinaba vocales  melódicos gritados con velocidad y agresividad, una versión muy incipiente del que fue llamado posteriormente de hardcore melódico.

Tras firmar un contracto en una gran discográfica, amenizaron su música y siguieron en dirección a un estilo más powerpop y melódico, abandonando el punk de sus inicios. Y así grabaron sus dos últimos discos, llegando a la extinción del grupo en 1987.

Hüsker Dü

La banda en directo en Londres, 1985 | Fuente: Youtube

Zen Arcade, 1984

Lanzado por el legendario sello SST Records,  fue el disco que se firmó como la piedra angular del grupo, además de ir en contra de las expectativas de un grupo punk por ser un disco doble. Otra sorpresa fue el hecho de que fuera conceptual, algo visto sobretodo en el rock progresivo en los años 70.

El álbum es una miscelánea sonora de 23 pistas en donde hay punk, canciones acústicas, experimentaciones de estudio y pistas solo con piano, entre otras cosas, cuya espontaneidad y energía sorprende a los oyentes hasta la fecha, y seguramente sorprendió a sus contemporáneos.

El disco fue profético al apuntar caminos para el llamado rock alternativo, que empezaba a destacarse con bandas como R.E.M, Sonic Youth y Pixies. El punto central de influencia del disco está en el uso de las posibilidades melódicas dentro de la estructura agresiva y mínima del hardcore, que fue debidamente desarrollado por grupos como Pennywise y Bad Religion.

Hüsker Dü

El fallecido Hart Grant tocando la guitarra, en este caso | Fuente: Youtube

El midwest muestra su cara

Más allá de la influencia del grupo en el escenario general de bandas alternativas en EE.UU, su influencia también se expandió por regiones del medio oeste del país, donde surgió un efervescente movimiento musical, derivado del punk, pero ya avanzado en la sofisticación de las composiciones. Bandas como Slint, Big Black y Bitch Magnet son algunos frutos contemporáneos exitosos e influyentes de esta herencia.

De cierta manera, la presencia del grupo en el gran mercado musical estadunidense ha dado pruebas de que este tipo de música podría, de algún modo, ser producida por sellos pequeños, lo que permitió la manutención de un circuito de conciertos y festivales modestos en la región, bien como la grabación de discos de nuevos grupos.

A la larga, eso significa que una banda como Smashing Pumpkins, que estuvo con una discográfica grande en los 90, debe mucho a Hüsker Dü por haber abierto el camino de tal posibilidad.


Videoclip de Hüsker Dü en su fase final