La tercera edad

Moraleja: nunca subir la mirada del móvil.

Send this to a friend