Desde que apareciera el cine, a finales del siglo XIX se han recreado mundos de fantasía en los que el espectador ha soñado, seguramente, adentrarse. El séptimo arte engrandece y embellece la realidad, la espolvorea de purpurina para que esta sea más atractiva. Incluso el más mínimo detalle, que normalmente parecería insignificante es resaltado a través de las cámaras. Por eso, cuando se acaba la cinta y la realidad real vuelve a abrirse paso, una sensación de depresión y descontento se apodera del público.

Los causantes de este feliz engaño son los efectos especiales. Estos ya se usaban desde los inicios del celuloide. La primera película de la que se tiene constancia es La ejecución de María, reina de Escocia en 1895. En el metraje se observa la ejecución de la monarca, pero antes de que el hacha toque el cuello de la actriz la grabación sufre un corte y se sustituye el cuerpo de la artista por un maniquí para que esta no sufra ningún daño.

La gran mentira

Este simple cambio ya confirma que lo que se muestra en la pantalla no es real. La tipología de efectos especiales en esta industria es muy amplia. Desde el maquillaje hasta los movimientos de cámara, que dependiendo donde se coloque produce un efecto u otro.

Dentro de los efectos ópticos se encuentra la técnica de stop motion que consiste en crear movimiento en objetos estáticos captando este objeto en diferentes posiciones y uniéndolas todas. Dicha técnica es muy utilizada en la animación. Por ejemplo en la película Wallace y Gromit: La maldición de las verduras.

maqueta decorado cine

Los encargados del decorado construían pequeños escenarios sobre los que se desarrollaba el largometraje || Fuente: Youtube

Otra técnica es la rotoscopia que reemplaza los fotogramas reales por dibujos «calcados» sobre cada fotograma. Esta técnica fue la forma tradicional y la más utilizada en la animación hasta la llegada de la animación por ordenador. También se puede mencionar el uso del croma y las maquetas. En este video se puede ver como se utilizaban las maquetas para crear una de las sagas de ciencia ficción más importante del cine.

Los efectos mecánicos también han sido muy utilizados a lo largo de la historia del cine. Por ejemplo destaca la trilogía de Jurassic Park o la cinta Tiburón, todas dirigidas por Steven Spielberg. Mediante el uso de robots se crean nuevos personajes. Esta técnica también es muy útil para simular explosiones.

tiburon cine

Para la película Tiburón se construyeron tres réplicas del animal. Uno mostraba únicamente su parte superior y era arrastrado por un hilo. Los otros dos se movían de izquierda a derecha y en el lado contrario a la cámara tenía a la vista numerosas mangueras mecánicas || Fuente: Youtube

Otro tipo de efectos son los referidos al sonido. Estos son fundamentales en una filmación, junto con los efectos visuales, ya que la enriquecen y producen todo tipo de sensaciones en los espectadores. Cualquier ruido es generado mediante la acción humana una vez grabado el metraje. Este video muestra como se crean los efectos de sonido.

Por último hay que nombrar el maquillaje  una de las técnicas más antiguas usadas tanto en el teatro como en el cine. Con esta técnica tan simple un actor se puede convertir por ejemplo en un pirata o en un alienígena.

Al principio la base del maquillaje para el teatro y el cine era la misma. Pero pronto se empezó a utilizar un maquillaje especial para este último debido a que las lentes de las cámaras no captaban este efecto. La técnica fue evolucionando y se empezaron a usar pinturas corporales o prótesis. El proceso de maquillaje se ha reducido considerablemente gracias a las nuevas tecnologías.

Para que el espectador se haga una idea la actriz Rebecca Romijn, quien interpretó al personaje de Mística de los X-Menen 2003, pasaba entre 8 y 9 horas en la sala de maquillaje. Sin embargo Michael Rooker que interpretó a Yondu en Guardianes de la Galaxia en 2014 y 2017 tardaba 3 horas.

CGI, el futuro en el presente

En los últimos años las técnicas tradicionales para crear efectos especiales han quedado atrás, aunque se siguen utilizando en menor medida. Todo se ha reducido a los ordenadores. Gracias a estas potentes máquinas se ahorra esfuerzo y dinero y la calidad de las producciones aumenta considerablemente. Existen numerosos ejemplos como las películas de Avatar o Ready Player One. Con la técnica de captura de movimiento los personajes generados por ordenador pueden adoptar características reales.

No cabe duda de que el cine y los efectos especiales deben ir de la mano. Son la guinda que adorna el pastel. Los creativos deben poner todo su empeño en cuidar esta herramienta que es totalmente necesaria, y sin la cual el cine dejaría de ser lo que es, una ventana abierta a la creatividad y a la imaginación del espectador.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]