«Hefesto y Afrodita. Acuarelas sobre papel» de Martin Octavio

Hefesto encuentra un mensaje sospechoso de Ares en el celular de Afrodita, ella se hace la desentendida y lo acusa de ser simplemente un paranoico celoso.
Enojado monta una cámara web, forjada por él mismo, en su habitación, con el fin de subir un video íntimo de la pareja a la nube y así burlarse de los amantes junto a todo el Olimpo. La trampa tiene su resultado, siendo un escándalo divino y llegando la noticia hasta a los oráculos de “chimentos”, donde los mortales escuchan todo como un vil entretenimiento.
El episodio se olvidaría en unos días con una nueva infidelidad de Zeus o algún hijo bastardo de Poseidón; y así, Afrodita y Ares seguirán teniendo sus encuentros cercanos mientras Hefesto trabaja horas extra en su forja.

Hefesto y Afrodita, acuarelas sobre papel. || Ilustración: Martin Octavio.
Hefesto y Afrodita, acuarelas sobre papel. || Ilustración: Martin Octavio.
Send this to a friend