De los vicios confesables existentes, es posible que el menos perjudicial sea el de leer algunos versos de Hojas de Hierba (1855) antes de acostarse uno cada noche. Se trata de una pieza reveladora, trascendental. De aquellas que desprenden un aura genuina, llena de luminosidad y energía.

El autor pertenece a unos Estados Unidos diferentes a los de hoy. Cabe la necesidad de olvidar, por unos instantes, a Nixon, al Tea Party, a Vietnam o la certera bala que perforó el cráneo de Kennedy. Es importante, asimismo, ignorar también las grandes marcas comerciales que de allí proceden.

Walter Whitman 1

Walter Whitman

Al suprimir todos estos elementos modernos y los componentes de novela negra que tiene la historia americana, reduciremos este país a la pureza, a la moraleja y a las anécdotas ejemplares. Sucesos de los que aprender. Una vez dado dicho paso, sin caer en el nacionalismo o el patriotismo yanqui, toca tratar con Walt Whitman.

Walter Whitman, figura notable yanqui

Nacido en los alrededores de Nueva York en 1819, Whitman se convertiría en una de las debilidades de Borges, un tipo humilde con el que conversar una tarde en un café de una terraza rural. Un personaje hipersensible a la metafísica, preocupado por el devenir de un pueblo con un futuro turbulento.

Inspirado en la musa llamada esperanza, pero también en el anhelo, la nostalgia y el optimismo de una generación de colonos recién llegados a un mundo por descubrir, Whitman representa, junto a Thoreau, la cuna del naturalismo. Receptivo y sensible al progreso, presentó una visión contemplativa vital, un realismo filosófico radiante y un humanismo justiciero pero modesto. Hizo frente a las adversidades sociales con un verso libre revelador: armoniosamente desordenado; caóticamente organizado.

Walter Whitman 2

Walter Whitman

En algunas ocasiones, parece que roce la futilidad, que trate con temas nimios o baladíes. Pero esto no ocurre ni mucho menos: cada palabra, cada letra, cada sucesión de signos y caracteres es fruto de una química mágica.

Whitman y la cultura popular

Es relativamente sencillo imaginárselo hablando y bebiendo absenta junto a Baudelaire o a Proust, cuyas obras se han conectado inevitablemente a lo largo del tiempo. Tan trascendente es la obra del poeta que hasta Vince Gilligan le otorga un papel crucial en el argumento de la serie televisiva Breaking Bad.

Walter Whitman 3

Fotograma de la universal y célebre serie Breaking Bad.

Se podría considerar a Walt Whitman como uno de los padres fundadores de la literatura estadounidense, título que, seguramente, rechazaría de inmediato. Whitman es un gigantesco árbol que no deja de crecer imperturbable al desgaste del tiempo, a partir de una imponente raíz. Un árbol con sus ramas podridas y resecas, y con tantas otras bellas, esbeltas y floridas. Una metáfora que proviene, como no, de Hojas de Hierba.

Send this to a friend