A estas alturas, el éxito de Black Panther es algo incuestionable. De hecho, siendo realistas, dicha acogida era algo asegurado incluso antes de que la película fuera lanzada. Aparte de recibir una aceptación general por parte de la crítica especializada, el último filme de Marvel ha roto la taquilla mundial y todos los récords durante semanas. Sin embargo, tratándose de una reciente incorporación al elenco de Los Vengadores de un personaje poco conocido, cabía la posibilidad de cierto fracaso en taquilla. Este abrumador triunfo de la nueva apuesta de Marvel tiene distintos motivos detrás que la han impulsado a lo más alto.

black panther coche

Pantera Negra en el coche || Fuente: material promocional (trailer)

Para empezar, la película cuenta con un gran equipo delante y detrás de las cámaras. La dirección corre a cargo de Ryan Coogler, anteriormente conocido por Creed, película de la que también nos ha llegado el actor antagonista de la película (Michael B. Jordan). Chadwick Boseman repite como Pantera Negra tras Civil War. Le acompañan interpretando a sus súbditos Lupita Nyong’o (Star Wars: El despertar de la fuerza), Danai Gurira (The Walking Dead), Daniel Kaluuya (Déjame salir) o Forest Whitaker (El último rey de Escocia). Martin Freeman (El Hobbit) y Andy Serkis (El señor de los anillos ) interpretan a dos de los pocos personajes que no pertenecen a Wakanda.

Black Panther es lo menos importante

Las intervenciones de Chadwick Boseman, tanto siendo Black Panther como siendo rey de Wakanda, son acertadas. Su personaje, T’Challa, vive una evolución positiva y justificada. Tiene que aprender a ser un buen rey, a desligarse de aspectos de su pasado y tomar sus propios caminos. Sus escenas como superhéroe siguen siendo tan vibrantes  como en Civil War. Concretamente, aquella en la que se ve envuelto en una persecución en Corea es capaz de dejar a la gente enganchada al asiento y casi gritando de emoción.

Sin embargo, quienes realmente sorprenden son los demás personajes. Si bien ciertas relaciones y escenas de diálogo sobran para hacer la película más ligera, por lo general cada personaje aporta algo a la obra. La intervención más destacada en Wakanda es la de Danai Gurira, quien interpreta a una de las guardias de T’Challa. Su personaje rebosa fuerza y lealtad, siendo la última puesta a prueba de forma interesante. En cuanto a extranjeros, Martin Freeman parece estar metido forzosamente en la trama, pero Andy Serkis se quita el CGI y disfraces habituales para dar vida a una suerte de Joker muy fresco.

andy serkis black panther

Andy Serkis atado riéndose || Fuente: material promocional (trailer)

Pero el mayor punto a favor de la película es, sin ninguna duda, el redondo villano que se ha escogido para esta película. Killmonger es un antagonista temible, entrenado y experimentado durante gran parte de su vida. Pero muchas películas tratan de hacer un villano temible y olvidan justificar sus actos. Ryan Coogler ha tenido esto en cuenta, y ha creado un antagonista capaz de hacer pensar al espectador si realmente va con los «buenos» o con los «malos». Obviando algún pequeño agujero de guión, podemos entender gran parte de su psicología y motivaciones, y llega a suponer una verdadera amenaza para T’Challa.

Killmonger black panther

Killmonger sin camiseta || Fuente: material promocional (trailer)

Wakanda desde la butaca

Otro motivo del impulso de la película ha sido el ambiente que ésta crea. La recreación de Wakanda supone la inmersión en un mundo que tiene a la vez ecos a la cultura popular africana y a ciencia ficción futurista. El resultado es muy interesante. La pelicula queda empapada en una cultura distinta y fascinante, que deja al espectador con ganas de saber más. Tal vez se podrían haber eliminado algunos de los muchos diálogos o la trama de Martin Freeman y haber dedicado más tiempo a explorar este mundo.

Al ambiente exótico de la película ayudan otros aspectos. La épica y majestuosidad de Wakanda habrían sido incompatibles con un humor como el que encontrábamos en Thor Ragnarok. Esta es una de las pocas veces en las que una película de Marvel no está repleta de humor absurdo que le quita credibilidad a la película. La banda sonora funciona en todo momento, especialmente con las escenas de acción. La fotografía hace de Wakanda un lugar más bonito incluso. Incluso, para los que disfruten de Black Panther en versión original, los acentos a la hora de hablar inglés es otro pequeño detalle que enriquece más esta cultura.

black panther t'challa espaldas

T’Challa de espaldas || Fuente: material promocional (trailer)

Wakanda llega a ser un componente crucial para la película. Se entienden su importancia y sus costumbres, al igual que se entienden los distintos pensamientos y posturas de la gente. Y es que gran parte de la trama es política. Todo esto le da un toque mucho más creíble a la obra. Dicha trama supone la implicación de numerosos personajes en la acción, ya que está en juego su propia nación. En general sus decisiones son interesantes y bastante posibles en la vida real.

Marvel ha arriesgado un poco esta vez, dando más libertad al director y haciendo una película diferente, aunque no se libra de ciertos clichés. Una película de superhéroes mejor de lo que estamos acostumbrados. La parada en Wakanda ha sido el último gran paso hacia Vengadores: Infinity War, la cual se estrena a finales de abril. Y esto último es, posiblemente, otro de los factores que han provocado este «fenómeno Black Panther».

 

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]