Hoy hemos ido mi ya compañera de armas, Vera Martín y yo, a conocer a uno de esos Alatristes intrahistóricos del mundo del deporte. Verle aparecer con sus casi dos metros de altura y 90 kilos impone respeto, pero más aún cuando lees su palmarés. Ricardo Salcedo; la bala, como he averiguado que le llaman por los círculos de natación, posee casi más títulos que la difunta Duquesa de Alba, con la diferencia que estos sí han sido sudados brazada a brazada.

Ricardo Salcedo

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

Entrevista Ricardo Salcedo

¿A qué edad comienzas con la natación?

De pequeño mi padre me apuntó a natación para aprender a nadar y, al poco tiempo, a la temprana edad de tres o cuatro años, comencé unos cursillos de natación en Arganda del Rey, donde poco a poco me fueron introduciendo en las competiciones locales. Ahí empecé a destacar, hasta que en una de aquellas veces me invitaron a competir a nivel territorial. Más o menos ese fue el punto de inflexión en el que comienzo a escalar posiciones en el mundo de la natación hasta conseguir llegar al punto donde me encuentro ahora mismo.

¿Y profesionalmente? ¿Cuándo decides entregarte?

Cuando me empezaron a llamar para los campeonatos de España de natación con catorce o quince años, ya ves que o dedicas más tiempo para entrenar o te quedas atrás. El problema (por llamarlo de alguna manera, porque para mí no lo era), es el momento en el que empiezas a dedicar con esas edad tres horas mínimo al día de lunes a sábado. Empiezas más liviano cuando eres amateur, pero cuando tienes catorce o quince años, o te dedicas plenamente o tú mismo te das cuenta de que te vas quedando atrás. Al final tú mismo te lo exiges. Desde un primer momento quieres ser el mejor y eso lógicamente tiene un precio, aquí como en cualquier otro deporte o en la vida misma nadie regala nada.

¿No te llamaron la atención otros deportes?

Siempre juegas algo al fútbol o al baloncesto con los compañeros del colegio en el patio o con los amigos del barrio, pero ves que no destacas tanto o no te sientes tan integrado como te pasa en este deporte. Te sientes mucho más ventajoso con respecto al resto de compañeros y tú mismo te ves más fuerte.

¿Siempre has pertenecido al Club Deportivo de Aranjuez?

No, yo soy natural de Arganda del Rey y desde siempre he pertenecido al Club Deportivo de Arganda, lo que pasa es que cuando entré en la categoría máster, en el club de natación de Aranjuez había muchas más actividades, así pues decidí cambiarme por esa razón. La categoría absoluta es la categoría profesional en la cual están a partir de 18 años. Cuando tú decides retirarte, pasas a dedicarte a la categoría máster la cual se divide de cinco en cinco años, por lo tanto a partir de veinticinco años que tú ya decides dejar de ser profesional existe esa categoría y tu siempre compites con gente de tu misma franja de edad y de tu mismo nivel. Es igual de profesional pero otra categoría. El cuerpo no responde igual.

La categoría máster cada vez está cogiendo más fuerza.

Las competiciones de Europa y del mundo se celebran en las mismas instalaciones que los absolutos. Antes, los torneos internacionales se celebraban en instalaciones a parte y ahora, desde el campeonato del mundo de Kazán, se celebrarán en las mismas instalaciones como ocurre en el campeonato europeo de Mayo que será en Londres. Se celebra primero el absoluto y después el máster, y seguro que poco a poco irá cogiendo esta categoría más consistencia.

Estando en categoría absoluta te retiras y luego vuelves a la escena pasado un tiempo…

Me retiro durante un par de años debido a un trabajo, antes de terminar la carrera (es licenciado en Educación Física), de dirección de una instalación. Pensé que iba a ser el trabajo de mi vida dejándolo todo por él, pero al final no salió la cosa como esperaba y un poco por rebeldía y también porque mi cuerpo me lo pedía, volví al entrenamiento de natación y estuve un año en categoría absoluta, pero me di cuenta del cambio que se había dado en estos dos años y lo atrasado que me había quedado. Fue entonces cuando decidí pasarme a categoría máster, la siguiente puerta en la vida del nadador profesional. La categoría absoluta te pide estar al cien por cien preparado física y mentalmente y a medida que van pasando los años sí notas que un cuerpo de nadador de categoría absoluta requiere más cada día, y tú siempre vas a menos.

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

¿En el agua también hay héroes?

Nunca he tenido ninguna persona de referencia con la cual haya querido ser como. Siempre me fijo mucho en la actitud o en el saber estar de los deportistas y en el fondo sí se podría decir que soy fan del nadador olímpico ruso Aleksander Popov, por su saber estar en la piscina, por su seriedad, por su forma de nadar tan elegante… Y sí ha sido un poco mi patrón de seguimiento, pero pienso que idealizar a un deportista para ser igual es el camino equivocado. Cada atleta es único, eso es lo que les hace grandes de verdad.

Ser entrenador y entrenarse a uno mismo es doble responsabilidad

Ahora soy entrenador de natación y actualmente ejerzo como entrenador personal en el gimnasio Virgin aquí en Alcalá de Henares desde hace un año y medio. No deja de ser, aunque me sea muy gratificante, un trabajo duro. Es un trabajo en el que tú mismo estás al cien por cien porque quieres que a la gente que entrenas esté también al cientodiez por cien en su clase. Cuando termina el día es cuando llega el momento para mi entrenamiento y es una de las razones por las que te pasas a categoría máster, el competir con gente que está en tu misma situación. Es duro porque tienes un horario en el que te acuestas tarde, te levantas pronto y el nivel de rendimiento siempre es alto. Tengo obligaciones con mis alumnos y conmigo mismo

De esas obligaciones (tú y alumnos) ¿Cuál es más esclava de las dos?

Conmigo mismo soy exigente, pero debido a la situación en la que estamos ahora mismo con el entrenamiento y mirando desde una perspectiva más lejana, viendo que ya has cumplido unos objetivos puede decirse que me exigen más mis clientes y yo doy más a ellos que a mi mismo.

¿Esta vida deja tiempo para la vida?

Debido al mundo en el que me muevo, tu vida al final la haces siempre relacionada con la natación. Dios los cría y ellos se juntan dice el refrán. Al final terminas con una persona que tienes tus aficiones, pero dentro de tu forma de vida está tu entrenamiento, tus viajes, tus competiciones… Lo que es vida de “me voy a ir a” o “voy a hacer”no, finalmente lo adecuas a tu entorno. Es probable que se quede alguna cosa en el camino debido a la natación, pero es poco.

¿Cómo encuentras la motivación?

La motivación se encuentra en los resultados. Quizás no puedes ir a un viaje con tus amigos porque tienes un campeonato de España, pero si cuando llega el momento, has conseguido unos buenos resultados, un oro… Te olvidas del resto. Y al final tus compañeros te admiran. Salir de fiesta podemos salir cualquier día de la semana o en cualquier lugar, pero ir a un campeonato de Europa no es una oportunidad que se encuentre en tu día a día.

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

¿Alguna vez desconectas de este mundillo?

Las temporadas se dividen en ciclo de invierno y ciclo de verano y periodos de descanso, que es el momento en el que uno aprovecha para viajar o hacer esas cosas que dejas un poco más de lado. Llevo casi treinta años nadando todos los días, así que cuando me aparto de la natación para descansar de la temporada, desconecto totalmente.

¿Como nadador dónde entrenas?

Aquí en este gimnasio. A parte de ser entrenador, también tengo mi propio entrenador: Champi. Con el cual llevo entrenando cinco años y estoy muy contento de cómo nos entendemos. Siento la misma afinidad que tengo con él como la que yo tengo con mis alumnos. Me conoce, y al igual que yo, exijo el máximo, él me lo exige a mí, tanto en agua como en seco, y se hace duro hasta que no ves la recompensa de la temporada. Te pones unos objetivos para el final de temporada, alguna marca o un campeonato y es por lo que luchas durante todo el año. A parte de un entrenamiento físico, hay un entrenamiento mental, el cual con la experiencia de lo vivido va siendo mucho más coherente. Pero también es como te lo tomes.

¿Recuerdas tu primera competición?

Sí. Fue en Arganda. Una competición escolar, que se hacía mensualmente de diferentes colegios de allí y conseguí una medalla que guardo con mucho cariño.

¿Cuándo deja de ser una victoria en un campeonato y empieza a ser un fin profesional?

Cuando pasas de categoría escolar a una categoría superior con la Comunidad de Madrid y sigues quedando bien, sigues creciendo y haciendo buenos tiempos. Ves que estos que hay a nivel nacional los puedes conseguir, incluso puedes ganar y superarlos. Si quedo bien en mi comunidad y cuando compito contra otras comunidades sigo quedando en buena posición, te das cuenta que de verdad es tu deporte y el camino.

Y de repente te ves preparándote para un campeonato nacional…

Empiezas en tu pueblo, en mi caso Arganda, llegas a lo provincial y te parece un mundo pero te das cuenta que solo has raspado un mínimo de la superficie. En natación todo va por tiempos. Hay unos mínimos que pide la federación y tu tienes que nadar más rápido que ese tiempo. Tú, con tus propias marcas ves si puedes ir o no. En pruebas en las que nadaba, tenia unos buenos tiempos para ir al nacional, y era una muy buena motivación llegar a poder competir con los mejores de España.

En categoría absoluta he llegado a ser segundo y tercero de España. Esto fue totalmente inesperado. Pasé categoría absoluta con 18 años y te das cuenta que estas participando con la gente que va a ir a la olimpiada y tú eres el más pequeñito. En mi primera participación quedé de los últimos. Vas subiendo de edad y vas mejorando. La primera medalla nacional la conseguí con veinticinco años. Son siete años de victorias y derrotas en lo personal y en lo profesional. Es aguantar el tipo porque sabes que tu momento esta cada vez más cerca y al fin te ves en la final de un campeonato nacional y todo te lo vas a jugar en 50 segundos. Para el final hay que estar a la altura y mental y físicamente.

 Sigue tu entrenamiento… y llega el campeonato del mundo: Kazán 2015.

No tenía previsto ir. En el tema de la natación todo el viaje y todo se lo costea el club. Costearme el viaje fue un regalo que me hicieron mis padres. Cuando supe esto, en los meses que me quedaban quise ponerme a tope para hacerlo lo mejor posible. En categoría máster representas siempre a tu club, aunque siempre te gusta ir representando a España. En categoría máster España no hace selección, pero claro, se reconoce tu nombre y tu nacionalidad, y llevas tu chándal con los colores nacionales y tu bandera. Pero nuestro club y todos los demás del mundo. Solo se va a las olimpiadas en categoría absoluta, en máster no hay olimpiadas. Cuando estuve en categoría absoluta estuve muy cerca de las marcas que exige España. Son unas marcas muy difíciles las que se piden, de hecho la representación de España en el área de natación para los mundiales es muy baja. La gente que va es muy buena y cuando quedé tercero de España, estuve muy cerca para la prueba de relevos olímpicos. Aunque no en esa ocasión, pero sí como máster he conseguido ser nadador internacional y llevarme mis medallas.

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

¿Por qué España no tiene representación en el máster como selección?

En sus inicios lo que consideraba la categoría máster es que las personas que han competido a gran nivel no lo dejen y haya una gran participación. Cualquiera puede ir a un campeonato mundial o europeo de máster, siempre con unos tiempos mínimos que piden claro. Ha habido una cambio de mentalidad en esta categoría. Antes era algo secundario en la natación y poco a poco, pero de forma muy rápida en estos últimos años esta cogiendo mucha fuerza internacional. En el mundial de Kazán 2015, hemos participado campeones nacionales y exolímpicos, de otras ediciones y otras categorías y al tener esta fuerza de tanto campeón, cuando se realizan estas competiciones, el nivel es muy alto.

¿Qué países tienen más relevancia en la natación a nivel máster actualmente?

Siempre Estados Unidos tiene muy buena representación, en el último campeonato Rusia, ya que jugaban en casa, pero se habla de australianos, franceses, británicos, alemanes… Las potencias que son en el resto de deportes, lo son en natación. Ahora mismo España se esta haciendo notar en la categoría máster. Tenemos récords de Europa, en mi caso he conseguido medallas, y todos estos logros van de la mano de una repercusión social, en la que España cada vez suena más en este deporte.

Por último, me has hablado de Londres en Mayo de 2016. ¿Irás?

Qué duda cabe. Iré además a por todas. Me voy a presentar a 50, 100 y 200 libres y a 50 mariposa. Después de mis últimos resultados sé que tengo muchas opciones de ganar y no irme de vacío a España. Pues desde la revista cultural y personalmente, te deseo la mejor de las suertes.

¿Su palmarés? aquí os lo dejamos, pero advertimos que en poco tiempo serán más títulos.

Absoluto:
– Asistencia a 31 campeonatos de España.
– 2 veces subcampeón de España absoluto .
– Internacional con la selección española
– Más de 100 veces campeón de Madrid.

Master:
– 12 veces campeón de Madrid.
– 10 veces campeón de España.
– 4 veces subcampeón de España.
– 2 veces subcampeón del mundo.
– 1 vez tercero del mundo.
– 3 récords de España +30.

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich

Ricardo Salcedo || Fotografía: Vera Martín Zelich