Poniendo fin al Weekend Beach Festival. Estopa brilló con luz propia

No podía empezar de mejor forma nuestro último día en el festival. Nos equivocamos creyendo que con The Prodigy se había alcanzado el máximo nivel de asistencia de todos los conciertos del evento. Estopa demostró que se podía superar llevándose el galardón.

A nuestro modo de ver, y probablemente el de la mayoría, a la vista de la entrega del público, fue una actuación mayúscula. El único ‘pero’ que se le puede poner es que se hiciera tan corta. En total, una hora y media de concierto que se pasó volando. Demostraron por qué llevan tantos años de éxito siendo uno de los mejores dúos de la música española.

No faltaron algunos temas de su último disco, pero la mayor parte del repertorio lo completaban sus más que míticas canciones. Además, hubo tiempo para cantar las más veteranas en un momento muy simbólico, sólo con sus voces y la guitarra de Jose, sin el resto de músicos que les acompañan. En sus palabras, fue «como en los comienzos». La banda de músicos también se mereció nuestro aplauso y el de todos los asistentes por la gran labor de calidad que llevaron a cabo.

Estopa – «El de en medio de los Chichos»

También es importante mencionar la actitud que les caracteriza y que les ha acompañado siempre durante todos estos años de carrera musical, empatizando y ganándose al público con creces. Un público que no paró en ningún momento de cantar, algo que David y Jose agradecieron cediéndoles protagonismo en momentos clave.

Tras Estopa, le tocaba en el mismo escenario a Mala Rodríguez, que también dejó un balance muy positivo con una gran puesta en escena.

Cerrando el festival como lo empezamos

La mayor parte del resto de la jornada la pasamos en el escenario Sunrise. Había mucha expectación por ver al prestigioso dúo germano Pan-Pot, unos de los artistas más internacionales que pasaron por el festival. Y no defraudaron, Techno y House de calidad en una exitosa sesión que rompió los esquemas.

Pat-Pot

El turno siguiente era para Marc Maya y Gonçalo, una de las cabezas pensantes en la organización tanto de este festival como de Dreambeach, quien se tomo un descanso en su trabajo de guiar a los artistas para desplegar su música junto a compañero. Fueron una de las sorpresas de la noche, ya que normalmente este dúo se mueve entre sonidos Tech-house, y el sábado optaron por sonidos más contundentes y oscuros como el Techno.

Antes de acabar en este escenario, hicimos un paréntesis para escuchar a Friction cerrando en el otro extremo del recinto. A nuestro parecer, cumplió con buena nota y nos regaló la mejor sesión de Drum&Bass que se pudo escuchar en los tres días.

Friction en el Weekend Beach Festival 2017

Friction – Fotografía de Álvaro Hidalgo

Y para finalizar el festival, Paco Osuna deleitó a todos sus incondicionales seguidores hasta la salida del sol. En Málaga se siente como en casa, y los asistentes respondieron con un lleno absoluto en esta zona del recinto. Aunque es cierto que en todo momento del festival, la afluencia de gente en el escenario Sunrise fue constante, luciendo una gran imagen.

Paco Osuna en el Weekend Beach Festival 2017

Paco Osuna – Fotografía de Álvaro Hidalgo

Trabajo bien hecho

Weekend Beach 2017 puso fin de forma exitosa a su cuarta edición, la más multitudinaria celebrada hasta ahora y con un gran sabor de boca entre el público. El festival se asienta como una de las mejores opciones a nivel nacional para escuchar multitud de estilos musicales.