Stephen Lang, Dustin Hoffman y John Malkovich en Muerte de un viajante (1985)
Stephen Lang, Dustin Hoffman y John Malkovich en Muerte de un viajante (1985) || volkerschloendorff.com

El lado oscuro del sueño americano: “Muerte de un viajante”

Muerte de un viajante es una dolorosa crítica al sistema del esfuerzo. Especialmente dolorosa, pues presenta el resultado de una vida de entrega empresarial, el lado oscuro del éxito y el lugar reservado para quien envejece. Pero no sólo eso. En el espacio reducido de una obra de teatro, Muerte de un viajante entrelaza temáticas muy distintas entre sí sobre un mismo trasfondo. La sensación final de desazón perdura más allá de la obra, por lo que conviene andarse con cuidado.

Muerte de un viajante (2014)
Muerte de un viajante (2014) || Fuente: ephrataperformingartscenter.com

Crítica al sistema

La obra destripa todo lo que rodea al individuo: su propia identidad, su entorno familiar y su trayectoria profesional. Arthur Miller, el autor, escoge a un hombre a las puertas de su jubilación para construir su representación del fracaso. El protagonista es uno de tantos hombres: casado, con dos hijos, una hipoteca y unas aficiones truncadas por lo absorbente de su trabajo. Miller toma esa especie de cliché y muestra sus sombras, lo que más le atormenta y cómo se desenvuelve en un mundo que está a punto de tirarlo a la basura.

Y es que Willy Loman, el protagonista, es un vendedor en sus horas más bajas. Un pasado mejor se presenta ante él continuamente, torturándolo y haciendo las típicas comparaciones odiosas. Loman es un personaje que recurre al autoengaño para sobrevivir, para seguir adelante. Pero ese sistema no resulta sostenible y la realidad se acaba imponiendo. Loman se ha hecho viejo, ninguna empresa lo quiere ya y sus contactos no le sirven de nada.

Philip Seymour Hoffman en Muerte de un viajante (2012)
Philip Seymour Hoffman en Muerte de un viajante (2012) || Fuente: nytimes.com

Miller fue señalado por su crítica a un sistema que desecha a los individuos una vez ha exprimido sus vidas. Resulta duro observar que esta historia está lejos de ser solamente ficción. Hay muchos casos reales que han pasado por los mismos obstáculos que encuentra Loman, obstáculos que se renuevan con cada generación y que hacen que la historia se repita de forma continua. El mundo capitalista no tiene reparos humanos. Miller fue tomado por rojo simplemente por representar una realidad, a pesar de insistir en lo desinteresado e imparcial de su crítica, quizá para cubrirse las espaldas.

Temática y forma en Muerte de un viajante

Muerte de un viajante cuenta con un abanico temático realmente amplio. Ya sea como espectador o como lector, Miller ofrece representaciones y críticas sobre el adulterio, el fracaso, la reputación, la anulación del individuo dentro de la empresa, la frustración, los sueños rotos, el relevo generacional, el capitalismo, la relación entre padres e hijos o la propia ambición. En el mundo del sueño y de la empresa americanos, lo doméstico y lo laboral se entrelazan. El triunfador americano lo es también dentro de las paredes de su casa. Tiene que serlo.

Arthur Miller fue la mente pensante de "Muerte de un viajero"
Arthur Miller fue la mente pensante de “Muerte de un viajero” || Fuente: enlacejudio.com

Pero Willy Loman resulta ser también un fracasado en su casa, a pesar de los incansables esfuerzos de su esposa y de sus hijos por barnizar su realidad y sus expectativas de cierta forma. Tampoco logra cultivar sus aficiones y es incapaz de ver la realidad. De hecho, cuando ésta comienza a asomar por el horizonte, Loman opta por no verla. Linda, su esposa, parece haberse anticipado al final.

A lo largo de toda la obra, y para recrear las abstracciones y los sueños de Loman, Miller juega con los sonidos, con diferentes escenarios dentro de los reales. Incluso con ecos y con personajes fantasma, como el hermano de Loman que aparece y desaparece de forma súbita. Los símbolos tienen también un gran peso dentro de la obra y sirven para conectar unas escenas con otras, atrayendo la atención de lectores y espectadores. Muerte de un viajante activa, inspira, mil y una reflexiones y deja un poso realmente denso.

Send this to a friend