Los 60 fueron una década de efervescencia y creatividad en la música, y las posibilidades abiertas por la psicodelia marcaron la identidad del rock de toda una generación. En Brasil el movimiento tropicalista, a su modo, abrazó  la experimentación en la música, el cine, el teatro y las artes plásticas. Músicos como Caetano Veloso, Gilberto Gil y Tom Zé protagonizaron la mezcla entre las tradiciones musicales brasileñas con referencias mundiales y la psicodelia extrema bajo la defensa de la libertad de expresión en tiempos de dictadura militar.

En São Paulo, la ciudad más grande de Sudamérica, surgió un trío de rock diferente de todo lo que había. Formado por la cantante Rita Lee y los hermanos Sergio Dias en la guitarra y Arnaldo Baptista en el bajo y sintetizador, Os Mutantes destacaron por su irreverencia en el palco y por sus imaginativos usos de trucos y efectos de estudio en la grabación de sus discos, que luego se tornaron clásicos de la música brasileña.

Más tarde, el grupo se vinculó al movimiento tropicalista, grabando el conocido disco manifiesto Tropicalia ou Panis et Circenses en 1968, junto con otros artistas brasileños. Sin embargo, el talento del grupo se mostraría más tarde y por completo a lo largo de su carrera.

Estreno explosivo

El primer disco del trío, Os Mutantes, lanzado en 1968, se convirtió en un clásico instantáneo del rock brasileño. Con los tres integrantes de unos 20 años de edad promedia, el álbum ya presentaba un extraño sentido de humor del grupo en canciones como “Senhor F” o “Bat Macumba”. O también en la canción “Panis et Circenses”, que abre el disco, donde intencionadamente la música se acaba en la mitad de la canción y luego empieza de nuevo, dejando la impresión en el oyente de que su tocadiscos se ha roto.


Os Mutantes en concierto para la TV francesa en 1969.

Otro punto a favor del grupo era el dato de que el hermano mayor de Sergio y Arnaldo, Claudio Dias, construía instrumentos musicales eléctricos y otros equipos específicos, como pedales de efectos. En estos tiempos no había gran variedad de instrumentos musicales disponibles en el mercado brasileño y su importación era muy costosa. La guitarra y el bajo hechos por Claudio tenían efectos embutidos únicos, hasta hoy inigualables a otros modelos de guitarra a la venta.

El disco mencionado estuvo también marcado por la presencia del maestro Rogerio Duprat, arreglista que introdujo el grupo en el panteón de la música brasileña de la época y que estuvo a cargo de las armonías y de la dirección de la formación. Al final de los años 60 hicieron una gira por Europa, tocando en países como Portugal y Francia.

Música brasileña

Mutantes en vivo en la TV brasileña en 1969, Sergio Dias y Arnaldo con la guitarra y bajo construidos por su hermano Claudio || Fuente: Youtube

La fase final y legado

A principios de los 70, Rita Lee y Arnaldo se casaron y el grupo empezó a vivir una vida comunitaria en un rancho en las afueras de São Paulo. La entrada del bajista Liminha y el baterista Dinho añadió más fuerza a los espectáculos y composiciones del grupo. La experiencia hippie se refleja en los discos Jardim Elétrico y Mutantes e seus Cometas no País dos Baurets, notablemente más roqueros e intensos que sus predecesores.

Tiempo después la tensión en el grupo comenzó a aumentar y el matrimonio de Rita y Arnaldo llegó su final, provocando que Rita Lee saliera del grupo e iniciara una exitosa carrera en solitario en los años 70 y 80, convirtiéndose en una de las exponentes femeninas  más importantes del rock brasileño. Más tarde, Arnaldo Baptista salió también del grupo y grabó el clásico Loki en solitario, pero poco después, a causa de problemas emocionales, fue internado en institutos psiquiátricos que lo obligaron a alejarse del mundo de la música, donde aparece eventualmente.

Por su parte, Sergio Dias siguió adelante con el grupo, que estaba en camino de alcanzar un estilo cercano al rock progresivo, y grabó unos cuantos discos más hasta realizar finalmente una parada oficial al final dos años 70. En 1993, cuando el grupo Nirvana tocó en Rio de Janeiro, Kurt Cobain se declaró un admirador del grupo y escribió una carta para Arnaldo Baptista. En los 90, los discos de Mutantes fueron editados en el exterior, haciendo que la obra del grupo fuera reconocida fuera de Brasil.

En 2006 los hermanos Baptista reunieron el grupo con la vocalista Zelia Duncan ocupando el lugar de Rita Lee e hicieron una gira de retorno tocando su música y grabando un DVD recopilatorio en Londres. En 2008 y en 2013, sin Arnaldo y Zelia, lanzaron un nuevo álbum con canciones inéditas.  A día de hoy, el grupo sigue tocando en festivales en Brasil y en el extranjero.


Sean Lennon y Arnaldo Baptista tocan juntos la música “Panis et Circenses” en 2000

Send this to a friend
[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]