Si alguna vez habéis ojeado un libro sobre la evolución de las especies, o si a raíz de esto decidís ojearlo, es muy probable que os topéis con la denominada Hipótesis de la Reina Roja, ilustrada con una de las imágenes del cuento de Lewis Carroll “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”.

Si nos sumergimos en el libro puede verse como Alicia y la Reina Roja corren velozmente, pero a Alicia le parece que por muy rápido que corran, siempre permanecen en el mismo sitio. Cuando se paran a descansar, tiene lugar entre ellas el siguiente dialogo:

“-Pero ¿cómo? ¡Si parece que hemos estado bajo este árbol todo el tiempo! ¡Todo está igual que antes!

-¡Pues claro que sí! -convino la Reina-. Y ¿cómo si no?

-Bueno, lo que es en mi país -aclaró Alicia, jadeando aún bastante-, cuando se corre tan rápido y durante tanto tiempo, se suele llegar a alguna otra parte…

-¡Un país bastante “lento” el tuyo! -replicó la Reina-. Aquí, es preciso correr mucho para permanecer en el mismo lugar y para llegar a otro hay que correr el doble más rápido.”

Hipótesis de la Reina Roja

Es esta última frase la que hace referencia a lo que luego se conocería como Hipótesis de la Reina Roja. En el año 1973 fue Leigh Van Valen, un biólogo evolutivo estadounidense, el primero en esta hipótesis evolutiva, la cual describe que es necesaria una mejora continua de las especies, solamente con el objetivo de mantener su statu quo con el entorno.

Actualmente esta analogía es utilizada para explicar dos fenómenos evolutivos, por una parte la ventaja de la reproducción sexual entre individuos frente a la asexual, y por otra, la constante carrera armamentística entre las especies. Dicho así todo parece muy enrevesado, pero la naturaleza ofrece numerosos ejemplos que ayudan a su comprensión.

La versión original de Van Valen no incluía la ventaja de la reproducción sexual, esta versión fue propuesta por el biólogo Graham Bell en 1982, también haciendo referencia a Lewis Carroll. ¿Pero realmente, qué significa esto? A continuación, mediante un ejemplo que ocurre en la naturaleza nos aproximaremos a la explicación.

Mediante la observación de la dinámica de coevolución de parásitos de una especie de caracoles (reproducción sexual y asexual), se demostró que al cabo del tiempo los que tenían una reproducción asexual eran más susceptibles a los parásitos que aquellos que tenían una reproducción sexual. Esto se debe a que el intercambio genético de la reproducción sexual aumenta la ventaja evolutiva de los descendientes.

Con respecto a la carrera armamentística, la explicación es mucho más sencilla y se explica mediante un modelo depredador-presa. El león, mejor dicho la leona que es la que se encarga de la caza, tiene que mejorar sus habilidades para atacar y cazar de manera eficaz a las gacelas. Del mismo modo la gacela, tiene que mejorar sus habilidades para escapar y no ser cazada por las leonas. Ambas especies mejoran sus destrezas de manera paralela, manteniéndose un statu quo entre ellas.

Esta enrevesada Hipótesis de la Reina Roja comenzó a tomar forma en 1871 con Lewis Carroll, pero sin embargo es fácilmente observable actualmente en cualquier especie e incluso en nosotros mismos.

A lo largo de los millones de años que lleva el ser humano evolucionando, ha tenido que adaptarse a nuevos retos, a nuevas situaciones, a nuevos adversarios y ha sido necesario que cambiase más rápido que su entorno para poder sobrevivir hasta llegar a ser los que es hoy. Porque al fin y al cabo, todas las especies sufren la Hipótesis de la Reina Roja.

Send this to a friend
[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]