Para los asiduos al SOS 4.8, la llegada del fin de semana del 6 y 7 de mayo era algo especial. No sólo porque daba comienzo el festival en su formato de recinto, sino también por poder ver cómo se desarrollaba esta nueva edición. Si ya es complicado hacer una comparación entre diferentes festivales, aún se dificulta más cuando hablamos “del mismo festival”. Como ya contamos en anteriores artículos, el festival SOS 4.8, tras romper sus relaciones con la Consejería de Cultura, ha pasado a ser el WAM Estrella Levante; no sólo cambiando el nombre, sino también toda su estructura; pero manteniendo la misma esencia.

El WAM y sus actividades culturales en Murcia

Pero antes de pasar a analizar el fin de semana, sería conveniente considerar lo sucedido los días previos. Este año, y como novedad del WAM, desde el martes día 2 hasta el domingo día 7 se han ido sucediendo diferentes actividades culturales por el resto de la ciudad. Como detalle, señalar que en las 9 ediciones del SOS 4.8 las acciones culturales se llevaban a cabo en el auditorio situado en el mismo recinto. Este año han cambiado e incluido diversos espacios y salas de la ciudad en el festival. Esto no sólo amplía la oferta cultural y musical sino que también aúna con más fuerza la ciudad con el WAM.

El festival dio comienzo el martes en el céntrico espacio de LOFT 113, donde se inauguró la exposición Jóvenes Creadoras, acompañado de un showcooking de Chocolat y la actuación de la Dj Marina te lo pincha. Desde este momento, los eventos se fueron sucediendo los días previos al fin de semana con proyecciones cinematográficas en la Filmoteca Regional, exposiciones en el Centro Párraga y Sala Verónicas, conciertos en salas, presentaciones de libros en el Café Ficciones… Sin duda una oferta cultural no vivida en la ciudad con anterioridad y que enriquece y amplia el concepto cultural del Festival WAM.

Inauguración de la exposición “Jóvenes Creadoras” en LOFT 113

Inauguración de la exposición “Jóvenes Creadoras” en LOFT 113 – Fotografía: Rodrigo Carreño

La semana transcurrió con bastante acierto. Fueron numerosos los que se acercaron a las actividades culturales y las diferentes salas de música llenaron en sus conciertos de La Bien Querida, Fat White Family o Ana Curra, entre otros. Por parte de la organización se ha valorado favorablemente la semana con una asistencia de unas 10.000 personas a todos las actividades fuera del recinto.

Primera edición. Muchas mejoras y algunos problemas

Como punto negativo antes de la llegada del fin de semana, hay que destacar los diferentes imprevistos que le surgieron a la organización, pero que por suerte solventaron con rapidez y eficacia. Por un lado la cancelación de dos grupos, uno de ellos Sidonie por problemas de logística; sustituidos por Viva Suecia, y el segundo Joe Crepusculo que, tras su concierto el jueves por la noche en Madrid y por problemas personales, no pudo presentarse el viernes en Murcia para actuar. Le sustituyeron las chicas de Las Chillers.

Por otro lado, fue notable el problema de una de las localizaciones de los conciertos diurnos, pasando de la Plaza de Santa Catalina a la Plaza de la Libertad. Sin duda una serie de inconvenientes ajenos al festival, que solucionaron lo mejor que pudieron pero que en la mayoría de los casos el público notó.

Llegado el viernes la expectación era máxima. A pesar de esos imprevistos surgidos durante la semana, la gente respondió como solía hacerlo en el SOS 4.8. La primera impresión fue la de un recinto algo más pequeño de lo habitual, quizá por la previsión del menor número de espectadores, pero que se amoldó perfectamente a la masa social que acudiría los dos días. No sólo cambiaba el tamaño, sino también toda la logística y parte de la distribución interna del recinto.

Y es aquí donde vienen las mejoras más notables. Tanto la entrada como la salida durante los dos días se pudieron realizar de forma fluida y sin aglomeraciones, cosa que anteriores ediciones del SOS 4.8 siempre solía haber algún problema antes de los conciertos importantes. Si a esto le sumamos una mejor distribución y mayor cantidad tanto de barras, puestos de tokens y de baños (separados por sexos, algo inédito también hasta ahora) todo se hacía de forma cómoda y ágil. Y ante esto, el espectador siempre gana.

Entrada al recinto WAM

Entrada al recinto – Fotografía: www.wammurcia.es/prensa

Por mejorar, la oferta de los stands de merchandising era escasa, en parte por el poco tiempo que se ha tenido para la organización del festival. Mientras que la oferta gastronómica fue bastante variada y acertada, desde carne argentina, comida vegetariana y vegana, comida thai, comida mejicana hasta los típicos stands de bocadillos variados.

Continuando un poco con el análisis y comparación, el sonido es algo a remarcar. La primera impresión nada más entrar al recinto y encontrarse delante del escenario Estrella Levante (el principal) no era otra sino de exclamar. Con ese sonido todo iba a ser mucho mejor. Y lo fue. Un sonido digno de un gran festival, al igual que la logística. Algo que desde el principio el director del Festival, José Manuel Piñero, resaltó como una de las mejoras y soluciones para el descanso de los vecinos.

Fin de semana. Editors, Fangoria, Orbital…

El viernes se presentaba con una gran variedad de grupos pero sobre de estilos. Desde grupos internacionales como Future Island, White Lies y, los triunfadores de la noche, Editors; hasta nacionales como Fangoria, los murcianos Viva Suecia y Second u Ojete Calor. Una gran diversidad que hizo que el público pudiera elegir y disfrutar a lo grande. Algo que no gustó mucho fueron los horarios, como por ejemplo Editors tocando a las 03:00 h de la mañana no era lo mejor después de haber escuchado a Fangoria. Pero aún así, tanto grupos como espectadores estuvieron a la altura. De igual forma, los horarios iban intercalados entre los tres escenarios, por lo que al finalizar en uno, debías irte al otro escenario para poder seguir con la música y no estar una hora esperando. Algo que también pudo desesperar en cierto modo al público.

Concierto de Fangoria WAM

Concierto de Fangoria – Fotografía: www.wammurcia.es/prensa

 

Concierto Editor WAM

Concierto Editors – Fotografía: www.wammurcia.es/prensa

Tras la primera jornada, que había dejado un buen sabor de boca, llegaba el sábado para afianzar y cerrar el festival. Al igual que el viernes, los horarios se hicieron notar, la actuación de Lori Meyers a las 21:50h y seguidos de Varry Brava en el escenario mediano, dejo al festival a partir de las 00h algo descafeinado. Aun así, los hermanos del grupo Orbital hicieron bailar a todo el que se encontraba en el Escenario Estrella Levante y el Dj danés Trentemoller dio casi por finalizado el WAM. Entre medias de estos dos conciertos, se pudo disfrutar de Perro, otro de los grupos murcianos de referencia, que deleitaron al público con su mezcla de estilos y su recuerdo al indie de los 90.

Concierto Lori Meyers WAM

Concierto Lori Meyers – Fotografía: www.wammurcia.es/prensa

Cabe destacar dentro de los conciertos diurnos en las plazas la actuación del grupo de pop electrónico Hidrogenesse (Plaza de la Merced) y las actuaciones de dos de los grupos murcianos revelación como son Claim y Aire Canadá (Plaza de la Libertad).

A rasgos generales, desde el primer momento el festival parecía algo mejor organizado. Poco a poco se fue confirmando con el paso de los días y, a pesar de los problemas surgidos y los imprevistos de última hora, en las próximas ediciones, ya con un año por delante para desarrollar el festival, se espera un festival de mayor presencia. Acompañaba también la “escasa” gente que este año abarrotaba La Fica, en comparación con otros años y supuestamente con los años venideros. Sin duda hay que destacar la labor tanto de la Consejería de Cultura como de la empresa organizadora Baltimore que, en tan solo dos meses, ha sacado adelante un festival con un aforo de alrededor de 46.000 personas en el fin de semana y que ha rozado el sold out.

Un año de transición pero que sin duda ha dejado con muy buen sabor de boca a los murcianos y a todos aquellos que se han acercado esta semana a la capital del Segura para disfrutar no solo de la música, sino de la cultura en general. Opiniones habrá tantas como personas acudieron este año 2017, pero lo que si queda claro es que Murcia continúa con un festival en su ciudad y volverá a posicionarse entre los mejores de España. Para la edición de 2018 las entradas ya están a la venta.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]