El festival de cine IBAFF celebra este año 2017 su 8ª edición, la cual se lleva a cabo en la Filmoteca Paco Rabal de la ciudad de Murcia. Basándose siempre en unos ideales de expresión y pensamiento libre y sin fronteras, esta nueva edición se centra en los diferentes procesos migratorios. Para ello cuentan con las dos secciones más importantes, la de largometrajes y la de cortometrajes. Además de estas dos, el festival presenta otras secciones y actividades como el ciclo de iniciación a la crítica de cine, el IBAFF infantil y sus talleres, encuentros con realizadores, Pantalla Solidaria, etc.

Este festival no solo acerca la industria del cine a la ciudad de Murcia, sino que durante la semana de celebración enriquece a esta con las numerosas actividades. Durante estos años, han pasado por las pantallas del IBAFF directores de cine de numerosas nacionalidades y culturas. Además, han podido contar con importantes personalidades, como Pere Portabella, Abbas Kiarostami e incluso Chucho Valdés, entre sus galardonados o invitados.

IBAFF, un festival para todos

El Festival, que llegó a la capital regional en el año 2010, intenta acercar otras realidades mediante el conocimiento y sensibilización de culturas diferentes a la nuestra. Una forma de concienciar al público de la importancia de una sociedad más solidaria, ya que la multiculturalidad hoy día es algo real e incluso necesario. Desde sus inicios y como bien refleja su nombre completo Ibn Arabi Film Festival (IBAFF), el festival ha estado muy centrado en esta sensibilización de pensamiento libre, de solidaridad, de heterogeneidad. Objeto e influencia que, sin duda, se basan en esa figura que fue Ibn Arabi. Viajero, poeta, filósofo, sabio… de los más importantes de la cultura árabe en España y principalmente en Murcia, ciudad donde nació.

festival de cine Ibn Arabi

Foto de grupo con parte de los voluntarios y jurado popular. Autor: José Luis Carrillo.

Otro de los principales objetivos que tiene presente el festival a la hora de desarrollar su programación es tener en consideración a los distintos sectores de la sociedad. Los ciudadanos murcianos están muy presentes en el desarrollo del festival y sus decisiones, con lo que se consigue un mayor número de miradas y opiniones. 

El festival presenta dos secciones donde los seleccionados participan de forma activa, no solo ayudando sino también controlando la transparencia de todos los movimientos. Ya sea por la sección del voluntariado o del jurado popular, la ciudadanía pasa a formar parte directa del equipo y disfrutan de la semana de proyecciones. Por otro lado, mediante el voto del público que acude a ver las películas, los ciudadanos tienen influencia directa en algunas de las secciones de premios. Un festival hecho por y para el público.

Premios de la 8ª edición del IBAFF

El Festival IBAFF presenta una gran variedad de galardones, cada uno de ellos perteneciente a una sección específica. Dentro de los diferentes premios que se otorgan, destacan dos sobre los demás. En primer lugar, el premio oficial a los largometrajes, el cual fue concedido a The War Show. Y, en segundo lugar, el correspondiente a los cortometrajes, que se lo llevo Le Park. Junto a estos dos galardones, también se concedieron a los diferentes films otros como el premio IBAFF Joven para Mare Nostrum y el premio del público para Les Chavaliers Blancs como largo y Yo me lo creo como cortometraje.

Premios festival IBAFF

Detalle de un voto en la urna. Autor: José Luis Carrillo

Por otro lado, se entregan dos premios a personalidades o instituciones. Este año el premio honorífico ha sido concedido a Caimán Ediciones por su labor dentro de la industria cinematográfica española. En segundo lugar, resalta el premio Arrebato que este año ha recaído en manos de la Fundación Cepaim por su función como ONG implicada en la inclusión en nuestra sociedad de los ciudadanos más vulnerables, en este caso los refugiados. Ellos han sido los encargados de realizar las proyecciones dentro de la sección Pantalla Solidaria.

Hacia un nuevo futuro

Este 2017 se cierra con un alto nivel de satisfacción sobre el desarrollo del festival y la respuesta del público. El IBAFF, que nació en 2010, siempre ha tenido una importante cabida en la cultura murciana y ha sido referencia de ella. Pero cuando hablamos de niveles nacionales o internacionales, hubo tiempos mejores.

Es inútil obviar el impacto de la crisis y más en una industria como el cine. Por ende, el festival ha sufrido altibajos a lo largo de su existencia pero sin duda ha conseguido persistir con la ayuda de todos y el esfuerzo de sus organizadores, encabezados por su director Jesús de la Peña. Mientras se mantenga el festival en pie, no solo Murcia seguirá disfrutando de buen cine, sino que se irá forjando una base que, con tiempos mejores, hará grande al festival. Queda cine para rato.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]