Hace algunas semanas pasó lo que nadie esperaba. Donald Trump resultó elegido como el 45º presidente de Estados Unidos. Ahora, al igual que en todo el país, la primera industria cinematográfica mundial se ha dividido en dos. A los estadounidenses les esperan cuatro años de incertidumbre que afectará en muchos ámbitos de su vida, y el cinematográfico no iba a ser menos.

Republican presidential nominee Donald Trump is introduced to the stage by actor Jon Voight before speaking at the Values Voter Summit in Washington, D.C., U.S., September 9, 2016. || Fuente: REUTERS/Mike Segar.

Sus polémicas declaraciones sobre las mujeres y los inmigrantes y sus amenazas a la que fuera su rival, Hillary Clinton, no han servido para impedirle la entrada al 1600 de la avenida Pensilvania. Trump se convertirá el 20 de enero de 2017 en el primer presidente de la historia de su país sin haber ejercido ningún cargo político anteriormente.

Partidarios de Donald Trump

Aquello de que los actores son unos rojos y unos comunistas es un tópico muy sobrevalorado. Como se suele decir, «hay de todo en la viña del Señor». Clint Eastwood, por ejemplo, es un claro defensor del magnate, y eso se deja ver en su forma de actuar.

En su película de 2008 Gran Torino interpreta a Walt Kowalsky, un veterano que luchó en la guerra de Corea, al cual no le gustan sus vecinos por ser asiáticos. Durante toda la cinta se dirige a ellos con comentarios racistas como «rollitos de primavera» o «amarillos». Unos días antes de que Trump fuera elegido, el veterano actor hizo unas declaraciones en las que criticaba a la sociedad norteamericana por ser demasiado «blanda».

Otros actores que apoyan al multimillonario son Kelsey Grammer, protagonista de la exitosa serie de 1993 Frasier o Charlie Sheen, de Dos hombres y medio. Este último al principio rechazaba la candidatura de Trump, pero en los últimos meses cambió de parecer, llegando a crear incluso su propio hastag #TrumpSheen16.

Un apoyo importante para el empresario viene de la mano del actor Jon Voight, padre de la actriz Angelina Jolie. Este definió en su momento al presidente electo como alguien «travieso, divertido y colorido, pero sobre todo honesto cuando decidió presentarse como candidato a las elecciones presidenciales». Del mismo modo declaró que se siente muy dolido con los presentadores que hacen campaña contra Trump «porque representa un modelo de libertad que ninguno de ellos había visto».

El rechazo une

Son muchas las personas que votaron en contra del ahora presidente electo. Incluso bastantes medios de comunicación daban como vencedora a la exprimera dama Hillary Clinton. Pero por cosa del destino, el azar, o lo que quiera que fuese, el resultado cayó como una jarra de agua helada sobre la población norteamericana, y mundial en general.

El grupo de personas pertenecientes al sector contrario a Donald Trump es mucho más amplio. Aquí se encuentran la mayoría de las mujeres, los inmigrantes, personas de origen latino y musulmanes, a los que el multimillonario insultó y faltó al respeto durante toda la campaña. Pero también hay celebridades que votaron en contra del republicano, como el actor Mark Ruffalo o Robert Downey Jr., entre otros.

Durante la campaña del rival de Clinton, de entre todos los mensajes que se recibieron en su contra, hubo uno que destacó por encima de todos. El protagonista del vídeo era el actor Robert De Niro, el cual dice abiertamente y sin tapujos lo que piensa sobre Trump. Su contenido era tan claro y directo que llamó la atención de muchos y rápidamente inundó las redes sociales.

El presidente orquesta

Muchas personas que relacionan a Trump con la faceta de un empresario exitoso no se equivocan. A lo largo de su vida ha hecho de su apellido su marca personal, tiene varios hoteles,  mansiones, casinos de lujo, campos de golf y un rascacielos de cincuenta y ocho plantas. Este último fue su «cuartel general» el día de las elecciones.

Pero lo que muchos no saben es que el futuro presidente de la primera potencia mundial también ha aparecido en algunas películas y series de televisión. A pesar de que posee una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, que fue destrozada como gesto de repulsa al multimillonario, también posee un premio Razzie a peor actor secundario.

Esta experiencia abre una puerta a que a partir de ahora haya un cambio en la sociedad. Debe tener cuidado, pensar en las consecuencias que puede tener para el futuro la decisión de un grupo de personas. Esa es la delgada línea que separa el éxito del fracaso.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]