Se despierta Madrid de la oscuridad nocturnal entre neblina grisácea, gente con prisa y un calabobos permanente. Un día como otro cualquiera se huele en la matutina capital, a excepción de un rinconcito de la ciudad. El Círculo de Bellas Artes acoge en el último piso una rueda de prensa a la auténtica nobleza baturra del indie. Al fin, después de una larga espera, Amaral anuncia el lanzamiento de su nuevo disco, Nocturnal.

En la sala Valle-Inclán de dicho centro, nos juntan a los medios de comunicación donde Eva Amaral y Juan Aguirre nos están esperando, dispuestos a desgranarnos la experiencia de la nocturnal 1producción de su último disco. Lo primero que comentan a la hora de producir el disco, es que todos los integrantes del equipo son amigos, con lo cual, les ha resultado fácil el trabajar en el nuevo proyecto, consiguiendo así una dinámica muy favorable a la hora de arreglar las canciones, elegir cuales se quedaban dentro del disco o el formato de dicho álbum. Una complicidad de equipo reducido que han buscado desde sus primeros discos.

Ya, metidos en materia estilística del disco, Juan explica que lo que de verdad les mueve y consideran más importante son las letras más que es sonido. “las canciones tienen que ser algo real, que les suene a todo el mundo”. Un compromiso que podemos apreciar claramente en Nocturnal, pero sin dejar de lado lo instrumental, acordes enérgicos y con la distorsión que les caracteriza,  donde la voz de Eva pudiera flotar para así narrar las historias. Un sonido que se ha nutrido de todo lo que les ha caído en las manos, pero sin llegar a ser conscientes de influencias claras a la hora de hacer el disco.

Al observar el álbum, apreciamos un detalle que se repite en varias páginas: la huella de una mano. Eva cuenta que su inspiración nace tras ver en las cuevas de Altamira una imagen muy similar impresa en la roca. Al ver este dibujo imaginó a un hombre de las cavernas viendo a la luna reflejada en el río y ya en la cueva, necesitó hacer el ritual de imprimir de esa forma su mano para así unirla al cuerpo celeste.nocturnal 2

Tras esto, la explicación del nombre del álbum era algo necesario para quizás entender mejor las canciones. Escogieron ese nombre por dos razones, la primera es porque una de las pistas llevaba ese nombre y era la que más englobaba el conjunto del disco y el espíritu que desprendían. La otra razón es debido que afirman su predisposición a la hora de componer al irse el Sol. La noche es el punto de encuentro más real de las personas” afirman. Muchas de las canciones fueron compuestas en momentos nocturnos, cuando no conseguían conciliar el sueño.

Nos explican que por el momento no tienen pensadas fechas claras para la promoción del nuevo disco, pero sí nos dicen que en Mayo se pasarán por Madrid.

Tras la batería de preguntas que le hacemos, deciden deleitarnos con dos canciones en acústico (Llévame muy lejos y Nadie nos recordará) dos perlas que ponían el punto final a la rueda de prensa.

nocturnal 3

Send this to a friend