Aseguraban Jordi Balló y Xavier Pérez en el libro Yo ya he estado aquí. Ficciones de la repetición, que la serialidad «celebra siempre el placer de la repetición porque cuenta con la complicidad de su receptor» y el deseo de hacer «sentir su tiempo como tiempo del espectador». Balló y Pérez vienen a certificar así la capacidad de la ficción serial para abrazarse a la familiaridad de las referencias fílmicas y televisivas más interiorizadas por el público. La serialidad entendida como discurso ávido por satisfacer las necesidades emocionales del espectador: bien rememorando un tiempo pasado que (re)conoce, bien reforzando su propio bagaje cultural.

En esa recreación histórica de un momento, su fisonomía, el modo de pensamiento y las inquietudes artísticas del instante, se constituye Vinyl (Mick Jagger, Martin Scorsese, Terence Winter: HBO, 2016-), serie que captura un tiempo esquizofrénico, volátil, incatalogable dentro de la cultura norteamericana. Un ejercicio referencial que recuerda al de una serie como Mad Men, ficción capaz de refundar toda una imaginería de la Estados Unidos de mediados de siglo XX.

#1x01: Pilot, Mick Jagger/ Martin Scorese/Terence Winter, HBO: 2016-

#1×01: Pilot, Mick Jagger/ Martin Scorese/Terence Winter, HBO: 2016-

Si Mad Men rastreaba la cultura americana de un tiempo fronterizo, entre los 50 y los 60, desde el contexto de la industria publicitaria, Vinyl apunta a la música como espejo en el que reflejar los comportamientos sociales de los años 70. Dos series diferentes, dos décadas distintas, misma construcción edulcorada y cautivadora de una época, fruto de una visión posmodernista que barniza la recreación histórica.

Serie marca Scorsese

Vinyl se adscribe al frenetismo como modus operandi, no solo para dibujar el retrato de la industria musical a principio de los 70 (años de transición cultural, alzamiento del punk y drogas) sino para trazar su propio estilo desde la coherencia formal de los creadores, quiénes al fin y al cabo justifican la razón de ser y existir de esta ficción. Por un lado, Mick Jagger, como espectro inspirador que sobrevuela todos los episodios, inscribiendo en ellos la huella musical de una época. Por otro lado, y especial es su aportación, Martin Scorsese. Si el líder de los Rolling Stones imprime la actitud desenfadada, Scorsese se encarga de moldear dicho carácter y darle forma de ficción audiovisual destilando frescura y aire nuevo, pero también proximidad hacia lo más tradicional de su trazo creativo.

Porque Vinyl es la caída y redención de Uno de los nuestros, pero economizada por la cadencia que permite la narración serial. Es la introspección gansteril de Casino, pero subrayando la perversión de la idealizada y hasta ahora intocable industria musical de los 70. Es la canallería y el exceso de El lobo de Wall Street, pero trasladando la repulsión que proyecta el opulento mundo de los mercados al territorio hipnótico del espectáculo, donde el desprecio hacia lo inmoral se entremezcla con la seducción natural inherente al show business

#1x08: E.A.B, Mick Jagger/ Martin Scorese/Terence Winter, HBO: 2016-

#1×08: E.A.B, Mick Jagger/ Martin Scorese/Terence Winter, HBO: 2016-

Y si la serie, a juicio del televidente, pudiera caer en lo manido, siempre quedará la cuidada banda sonora para rescatarla de esa percepción. Una selección musical magnética, tan relevante como el desarrollo de la trama principal o incluso, en ocasiones, priorizando con respecto a la evolución de los acontecimientos.

Vinyl es la celebración del placer del espectador ante lo inconfundible. Una satisfacción por parte del público sustentada en la visualización de algo que ya ha sido observado. En andar un camino recorrido con anterioridad. Pero, como apuntaban Jordi Balló y Xavier Pérez, un placer que la ficción audiovisual debe mimar, invocando «sea de manera explícita o encubierta, el anhelo terapéutico de la regeneración». Scorsese se atreve a explorar, a buscar lo nuevo (o el efecto de lo nuevo) como paliativo a un posible encasillamiento en el esqueleto reconocible de su autoría, reflejando implícitamente el conflicto al que se adhiere la serialidad contemporánea de los últimos tiempos. La generación de una lucha de fuerzas entre la innovación en las formas y planteamientos de la ficción catódica, y el peso de las referencias.

Send this to a friend
[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]