Un memorial a Genesis P-Orridge, ingeniera cultural

El 14 de marzo de 2020 falleció, a los 70 años, la artista británica Genesis P-Orridge. Cantante, artista plástica, videomaker, actriz, ícono queer y pionera de la música electrónica industrial fueron descripciones correctas, pero aún limitadas para definir la persona y la obra de Genesis, que tocó todas estas esferas, pero también fue mas allá del arte. La definición de ingeniera cultural, como apuntaba el obtuario de la revista Wire, quizá fue el mejor término para definir su obra y legado para el mundo.

La oveja negra de la contracultura

Genesis P-Orridge en concierto con Throbbing Gistle en 2009 | Fuente: Flickr.com

La no conformidad, la poesía como manejo del sufrimiento y el experimentalismo vital y artístico fueron los motores de la larga obra de Genesis en todas sus diferentes fases. La subjetividad beatnik aventurera formada en los años 60, común a gran parte de la producción cultural del periodo, basado en colectivos de artistas junto a un sentido de radicalidad performativa, fueron decisivos en sus principios como actriz de espectáculos teatrales, extremamente chocantes para el establishment moral británico de la época.

La fuerte influencia del escritor estadunidense William S. Burroughs, junto a la música y la determinación de no conformarse con nada que fuera conocido, hizo con que Genesis, junto a Cosey Fanni Tutti, Chris Carter y Peter Christopherson , creasen el grupo Throbbing Gristle en los años 70. Los integrantes no eran exactamente músicos, venían del mundo audiovisual y del espectáculo, pero la propuesta era crear música desde sintetizadores artesanales, bajo, violín y guitarra, interpretados de modo climático, improvisado, soturno, casi no musical.

Radicalismo pionero

La teatralidad salvaje y violenta se mantuvo. Temas como masacres, prostitución, enfermedad y pornografía eran constantes en las letras gritadas o recitadas por Genesis. El uso de iconografía militar y fascista generó mucha controversia para el grupo, una vez que la performance irónica creaba la duda sobre la real adhesión de la banda a tales ideas. Musicalmente, el grupo era innovador en muchos aspectos, tenían un sello propio para lanzar sus discos y eran apuntados como los precursores de la llamada música electrónica industrial, o “música metabólica”, en las palabras de Genesis, porque cada miembro funcionaba como un órgano de un cuerpo sonoro. El genero influenció bandas como Nine Inch Nails y Rammstein.

Entre el arte y la religión, Psychic TV

Psychic TV en el Primavera Sound, Barcelona, 2016 | Fuente: Flickr.com

Más tarde, tras una serie de influyentes discos, Throbbing Gristle acaba en principio de los años 80, generando otros proyectos musicales como Chris & Cosey y Coil. Genesis crea el colectivo Psychic TV. Más que una banda, era un proyecto audiovisual, sin una formación definitiva, funcionaba como un colectivo de músicos diferentes que tocaban las canciones escritas por Genesis.

Musicalmente, Psychic TV fue más diverso, estructurado y lírico. El colectivo mantuvo una actividad constante durante casi 20 años, grabando una gran cantidad de discos que iban del New Wave al Acid House, canciones más convencionales, experimentales y sombrías, pero también tranquilas y festivas. Los temas eran interpretados junto con vídeos psicodélicos y abstractos. Uno de los colaboradores famosos del proyecto fue el cineasta británico Derek Jarman.

Más allá del arte, Psychic TV también tenía una propuesta ocultista conocida como Thee Temple ov Psychic Youth, o simplemente TOPY, que mantenía una constante conexión de acompañamiento espiritual con el público por medio de cartas. TOPY tiene una serie de escritos ocultistas conocido como Psychick Bible, traducido a muchos idiomas.

El cuerpo como instrumento

Lady Jaye en concierto, 2004 | Fuente: Flickr.com

La androginia siempre fue, de una forma u otra, un artificio en el repertorio escenográfico de Genesis P-Orridge. El juego con los papeles y atribuciones de género fueron una cuestión muy profunda en su formación desde muy joven. Besar a los hombres y mujeres del público era un espectáculo que formaba parte de los conciertos de Throbbing Gristle y Psychic TV. Pero la androginia se volvió más profunda aún cuando Genesis conoció su segunda esposa, Lady Jaye, a principios de los años 90.

La relación de los dos, que duró hasta la muerte de Lady Jaye en 2007, fue un gran experimento corporal, donde ambos intentaron ser físicamente iguales. Para eso, Genesis no solo empezó a vestirse como mujer, también empezó a hacerse cirugías plásticas para parecerse cada vez más a Lady Jaye, y empezó a presentarse como alguien de genero fluido. En este momento, se estableció la figura de Genesis P-Orridge como la ingeniera cultural que conocemos. Este proceso puede apreciarse en el documental The Ballad Of Genesis and Lady Jaye, lanzado en 2011.

Three Majesty

Los últimos 20 años de la carrera musical de Genesis fueron dividas entre el regreso de Throbbing Gristle en su formación original, encarnaciones puntuales de Psychic TV y la formación de un proyecto más intimista, focalizado en poesía y música ambiente llamado Three Majesty, formado junto a Bryn Dall y Lady Jaye. Todos los proyectos se materializaron en discos nuevos y giras por todo el mundo.

Three Majesty, proyecto que la autora tuvo la suerte de representar en directo en Santiago de Chile en 2014, consistió en un recital de poesía acompañado de música electrónica ambiente e imágenes proyectadas. Genesis, al leer su poesía en la oscuridad del palco, acompañada de ligeros sonidos de fondo, conquistó de golpe al público, que quedó hipnotizado.

Three Majesty consiguió realizar las aspiraciones artísticas de una ingeniera cultural que ya sentía el peso de los años. La intensidad y la rabia dieron lugar a la inmersión sonora y al lirismo de la poesía. Los años 2010 fueron, sobre todo, dedicados a las artes plásticas, con presentaciones musicales puntuales. En 2017 Genesis fue diagnosticada con leucemia, y finalmente falleció en marzo de 2020. Genesis P-Orridge fue una de las pocas artistas cuya vida, obra y persona fue tan intensa como indescifrable.

Send this to a friend