Hoy en día todas las empresas trabajan con una gran cantidad de datos, números, información que va y que viene… Pero no solo ellos trabajan con un volumen de información enorme, sino que nosotros mismos, día a día, también disponemos de una gran cantidad de información, lo que nos hace realmente únicos, ya que cada individuo la trata de una manera y lo hace a una velocidad muy diferente.

Este volumen de información en el marketing es crucial porque tiene la capacidad de transformar nuestra rutina y también el sector. No es simple información, es Big Data.

Este tipo de información se obtiene sobre todo de manera online ya que los consumidores o usuarios web dejan multitud de rastros así como de información sobre quiénes son, cuáles son sus gustos, intereses, a quién conocen, etc. Todos estos datos son recogidos y utilizados para muchas acciones como la generación de patrones de consumo o de comportamiento dentro de un establecimiento físico. Sin olvidar, por supuesto, que también de manera física es posible obtener una gran cantidad de información y en muchos de los casos aporta más que la obtenida a través del medio online.

Algo a tener en cuenta es que el Big Data no siempre ha tratado la información de la misma forma, el Big Data aplicado al sector del marketing ha permitido dar el paso desde un mercado constituido en segmentos a un mercado de individuos, es decir, la comunicación deja de realizarse en masa y pasa a ser personalizada. Lo que provoca que el consumidor o usuario pase de ser un receptor de la información a un coproductor.

Print

Una vez ya hemos comprendido, a grandes rasgos, qué es el Big Data y sabemos qué puede conseguir, lo siguiente y más importante que se ha de saber hacer es tratar tal cantidad de información, ya que dependiendo de la entidad se buscarán unos u otros, para esto hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Es necesario saber qué información tratar y cómo combinar toda ella para así focalizar en aquella información que es realmente relevante.
  • Saber cómo analizar la información es clave pero hay dos problemas, el primero es que existe un gran número de herramientas sobre Big Data y puede ser muy difícil encontrar la adecuada y, en segundo lugar, en multitud de ocasiones la información a tratar no está estructurada de la manera más sencilla.

Ahora bien… ¿Todos estos datos que tipo de aplicaciones tiene?

  • Generar un perfil o micro-segmentación del consumidor, el Big Data trata al consumidor de manera individual, en el caso del medio online, este incluye en su tratamiento de datos los datos de navegación, localización del mismo, redes sociales o incluso el historial de las compras realizadas.
  • Optimización del contenido, es decir, un contenido sumamente personalizado nos brinda la gran ventaja de conseguir ser mucho más persuasivos que un contenido estático.
  • Análisis de un segmento específico, ya sea uno que actualmente se esté tratando o trabajando con ello, o uno con el que se quiere trabajar en el futuro, por ello con el Big Data y gracias a los avances de inteligencia artificial y técnicas de procesamiento del lenguaje. Este tipo de información tiene gran utilidad para predecir información y así poder reaccionar ante ello sin que suponga un gran problema y a tiempo.

El Big Data es algo que siempre ha estado presente entre nosotros pero, por los avances que logrados en los últimos tiempos, es una herramienta básica para un gran número de empresas, sin embargo, existe cierto secretismo en torno a este campo ya que en el sector del marketing todo el mundo lo conoce y habla de él, pero son muy pocos los que pueden afirmar que han trabajado en ello.

Send this to a friend