Disney es recordado por muchos como el maestro de la animación. Creó nuevas técnicas para contar historias los más pequeños. Sus películas han ido tomando diferentes rumbos lo largo de la historia y han entretenido en numerosas generaciones. Sus formas de contar las historias que creaba hacían que su nombre sonara, y siga sonando, en cualquier parte del mundo.

Walter Elias Disney nació en Chicago en 1901. Estaba fascinado por el mundo de la animación y en 1920 se asoció con el dibujante Ubbe Iwerks. Juntos fundaron la empresa Iwerks-Disney commercial artist pero, por desgracia, terminarían abandonando el negocio. Ambos fueron contratados por la empresa Film Ad, en la que Disney se instruyó y empezó a experimentar con las cámaras de la compañía. En 1922 fundó su propio negocio Laught-O- Gran Films Inc., y creó sus primeros cortometrajes. Finalmente está acabaría en quiebra.

Disney estuvo a punto de abandonar la animación, pero más tarde decidió enviar su última cinta (Alice’s Wonderland) a una distribuidora de Nueva York, que se mostró interesada. Walt decidió asociarse con su hermano Roger y en 1923 fundaron juntos The Walt Disney Company.

disney cine alicia en el pais de las maravillas

Escena del corto de Animación mudo, ‘Alice’s Wonderland’, que se estrenó en 1923 || Fuente: Youtube

Convenció a la actriz de su último corto y crearon Las comedias de Alicia, una serie pionera que combinaba la actuación real con caricaturas. En 1927 el productor Charles B. Mintz puso en marcha la serie Oswald el conejo afortunado. Disney, que creó el personaje de Oswald, fue en 1928 fue a Nueva York para exigir una subida de sueldo. Pero Mintz no aceptó y Disney se marchó.

Los derechos de Oswald pertenecían a Universal, así que Disney creó otro personaje. Se inventó un ratón al que llamó Mortimer, que más tarde bautizaría como Mickey Mouse a petición de su mujer. El universo Disney acababa de parir a su estrella principal. A partir de aquí este divertido ratón protagonizaría diversos cortos. Incluso hoy en día puede verse su silueta en cada una de las películas de Disney y en todos sus parques de atracciones. Puede decirse que es su sello personal.

Cuando la economía importa más que el arte

Atrás quedaron esos años en los que la compañía ponía toda la pasión posible a cada cinta que se creaba. Y no hablo del paso de la animación tradicional a la animación por ordenador. En los últimos años la empresa de los sueños ha invertido muchísimo dinero en comprar otras compañías.

En 2006 compra Pixar y en 2012 se hace con Marvel y Lucasfilm para ampliar su oferta. Muchos fans se quejan de que, desde que el gigante de la animación compró Lucasfilm, las películas han perdido la calidad que tenían, amén de que en los próximos años se producirán más películas con la intención de sacar la máxima rentabilidad posible.

disney star wars lucasfilm cine

Disney compró Lucasfilm por 4.050 millones de dólares || Fuente: Youtube

Pero esto también pasa con Marvel, donde cada año se estrena una película de un superhéroe diferente con sus respectivas secuelas (y precuelas en algunos casos).

Hace un mes se anunció que Disney estaba negociando para adquirir la división de entretenimiento de la compañía 21st Century Fox. De prosperar este acuerdo, por poner un ejemplo, Los Simpsons pasarían a formar parte de la familia del ratón. De hecho la propia familia amarilla ya advertía de esta situación.

Disney quiere ser Netflix

Hoy en día pocas personas tienen películas y series en formato físico. Últimamente la gente acude a los servicios online para disfrutar de sus ficciones favoritas. Netflix es un claro ejemplo del cambio en el consumo audiovisual de las personas.

La casa del ratón no quiere quedarse atrás y ha anunciado que en 2019 retirará todas sus películas de esta plataforma con la intención de crear la suya.

La empresa, que en pocos años cumplirá un siglo dedicada a hacer realidad los sueños de las personas, ha perdido su esencia. Les preocupa más el sonido de la caja registradora que el sonido de la risa del cliente al que se dirigen. 

Es cierto que las empresas están diseñadas para ser rentables, pero todo en la vida tiene un límite y un término medio. Este hecho ha demostrado que la caridad de las obras creadas por la casa del ratón cada vez tienen menos originalidad. 

Poco a poco están consiguiendo hacerse con absolutamente todo el mercado de la animación. Quieren luchar a base de talonario hasta que solo queden ellos en pie y nadie puede hacerles frente. De esta manera acabarán destruyendo los sueños de los niños que una vez ellos hicieron realidad.

[responsivevoice voice="Spanish Female" buttontext="Escuchar"] A button to read only the text surrounded by these shortcodes. [/responsivevoice]