Como parte de Photoespaña 2017 se podrá visitar en la Galería de Loewe de Madrid la primera exposición individual en España dedicada a Minor White, uno de los fotógrafos americanos más importantes del siglo XX.

La Fundación Loewe fue creada en 1988 como una fundación cultural privada por Enrique Loewe Lynch. Esta continúa promoviendo la creatividad y los programas educativos en las áreas de poesía, danza, fotografía, diseño y artesanía. La exposición se compone de 40 copias originales de White que llegan a Madrid gracias al préstamo de la Galería Howard Greenberg y otras colecciones privadas.

Minor White

Minor White || Fotografía de George Peet

Minor White (1908 – 1976), estudió artes plásticas, botánica, lo intentó con la poesía y mientras se ganaba la vida como vigilante nocturno realizaba sus fotografías. Nacido en Minneapolis,  no trabajó como fotógrafo profesional hasta finales de la década de 1930, cuando se mudó a Portland, Oregón, al ser contratado para fotografiar edificios históricos antes de ser demolidos.

Fue una figura artística clave con trabajo decisivo para dar forma estética a la fotografía de posguerra. Después de servir en el ejército durante la guerra, en 1945 White se trasladó a Nueva York, donde trabajó como fotógrafo en el Museo de Arte Moderno. Durante esta época  comenzó a ganarse contactos de importantes autores vanguardistas e inició su trabajo como ayudante del célebre Ansel Adams.

Minor White

‘Arches of the Dodd Building’, Portland, Oregon. Minor White, 1938 || Fuente: Portland Art Museum

La exposición engloba un trabajo de cuarenta años en el que la base primordial de su trayectoria se enfocaba en el potencial del simbolismo más que en representar la realidad. Su orientación sexual gay, en una época complicada para admitirlo abiertamente, coaccionó a muchas de las obras en las que fuera expuesta su sexualidad. Escribió un diario, al que llamó Memorable Fancies, título que cogió prestado del poeta William Blake, el cual sirvió de desahogo.

«Aquellos que son lo suficientemente perceptivos para leer el significado en el corazón de mis fotografías probablemente serán lo suficientemente comprensivos como para perdonarme»

Minor White

‘Tom Murphy’, San Francisco, California. Minor White, 1948 || Fuente: The Minor White Archive

Muchas de las imágenes que se guardó para sí podrán verse en esta muestra. Paisajes urbanos, simbólicos y minuciosos estudios del cuerpo masculino y naturaleza en su manera más abstracta. La técnica fotográfica que caracterizaba a White entraba en un amplio rango de tonos negros y blancos. Los primeros planos le funcionaban a la hora de expresar aquello que no se podía manifestar.

Para Jonathan Anderson, director creativo de Loewe, «la modernidad de Minor White se ajusta de forma natural a la filosofía de la casa Loewe porque sus fotografías funcionan en varios niveles».

Reflexionó sobre cómo el arte podría hacerse para transmitir la misma excitación que produce la pornografía. Desnudos como Portland, donde el sujeto se encuentra contra una pared que proyecta una sombra gigante.

Minor White

Portland y Nude Foot, San Francisco, California. Minor White, 1947 || Fuente: The Minor White Archive

White y la creación de la revista aperture

Para White la imagen iba más allá de lo que en un principio se quiere mostrar, representaba algo más espiritual. Durante su etapa como profesor en el Instituto Tecnológico de Massachusettsanimó a sus estudiantes a generar una fotografía que fuera infinita y a divulgarla de manera simbólica.

En 1952, White ayudó a fundar la icónica revista Aperture, con el objetivo de crear unas fuertes bases de difusión y de reivindicación en el valor de la fotografía crítica. Para ello creó un foro que le ayudara a difundir sus ideas sobre cómo leer y hacer fotografía. La revista tenía influencias del arte abstracto y el simbolismo y en ella publicaban jóvenes fotógrafos como Brett Weston, Paul Caponigro o Aaron Siskind.

Minor White

‘Point Lobos State Park’, California. Minor White, 1950 || Fuente: The Minor White Archive

La fotografía de White supone una indagación de la estética, encontrar una geometría en lo natural, reconocer en cualquier superficie las texturas y mirar más allá para encontrar lo eterno. Éstos revelan la influencia del entrenamiento de White en la ciencia, particularmente botánica. Y afirma a lo que se refería Sr. Bunnell de que White «debería ser visto en la compañía de Stieglitz, Adams, Weston y Strand», así como contemporáneos como Siskind y Frederick Sommer.