El mensaje. Al final, el sensacionalismo no entiende de épocas… Ni de especies.

Paloma FINAL